¿Dejaremos de hablar en inglés? (Resultados de la elección en Francia)

El triunfo de Emmanuel Macron sobre Marine Le Pen fue contundente, 67% del electorado voto a favor de una Europa unida y le dio la espalda al populismo. La propuesta de aislamiento fundada en el terror a lo diferente, en la recuperación de una Francia gala obtuvo un 33%. El abstencionismo se hizo presente, cuatro millones de franceses no se aparecieron por las urnas y muchos decidieron anular su voto.

El proyecto de una Europa unida respira con alivio. Se anticipaba un revés al populismo desde los resultados de Holanda. La borrachera de los electores llega a su fin, la fiesta separatista se acaba y los nacionalismos no pasan la prueba de la lógica económica. Los desafíos que tiene Emmanuel Macron son grandes, deberá llevar a Francia junto con Alemania al rescate de una unión del territorio europeo que sea benéfica para sus habitantes y que sirva de contrapeso mundial.

El ejemplo francés pone la cordura a la vanguardia. Las ideas de vivir aislados en un mundo global empiezan a rechinar y se están despostillando. Donald Trump se ve incómodo en Washington, ya se dio cuenta que la silla presidencial es enorme y que en Maralago se vive diferente que en Washington. Theresa May dijo a sus electores que el Brexit sería rápido y que negociaría condiciones favorables para Gran Bretaña, creyó e hizo creer que dejar Europa era tan sencillo como cambiarse de zapatos. Se olvidó que hay que  pagar  facturas. 

Los electores estadounidenses y los de Gran Bretaña se miran las manos. Les entregaron un pedazo de espejo en vez de un lingote de oro. Las promesas que creyeron y que les iluminaron el rostro se están transformando en trozos de carbón que ya les están manchando la vida. El mundo parece decir: ¿quieren estar solos? Pues quédense solos. En Estados Unidos ya están pagando los platos rotos de la fiesta republicana, el primer triunfo del Presidente Trump afecta a los ciudadanos. ¿Qué va a ser de ellos sin el Obamacare? En Gran Bretaña ya se empiezan a sentir las convulsiones: Escocia quiere ser parte de Europa, no del Reino Unido y desde Bélgica ya le mandaron la primera factura a la señora May.

Trump y May quisieron bailar como los protagonistas de Lalaland y se les cayó el teatrito. Emmanuel Macron pone a Francia al frente del mundo. Los franceses representan la alternativa que le da respiro y estabilidad al mundo. En España, Portugal, Irlanda y Grecia la gente pone a descansar el alma despuede haberla traído en un vilo. Sin Europa, el proyecto de esas naciones se hubiera hundido como barquito de papel en una tormenta. 

El mundo mira a los países que se quisieron aislar. Su good bye los puede dejar en un estado de vulnerabilidad. Ahora aprenderemos a decir Oui, Ça va bien?, y el alemán ya no sonará tan duro y ajeno. Diremos Hallo en vez de Hello. Emmanuel Macron con Francia le dice al mundo que el universo no se acaba en Gibraltar ni empieza en Brownsville. Los franceses se detuvieron a analizar y aunque muchos no apoyaron a Macron y prefierieron quedarse en casa o anular su voto, tuvieron la cordura de darle la espalda al populismo. 

Triunfó la propuesta fundacional de la V République: égalité, fraternité, liberté’ Vive la France. Es momento de festejar la cordura francesa, es momento de celebrar la reconciliación del electorado con la congruencia. Enhorabuena por el candidato Macron, ha elevado las expectativas de propios y ajenos. Ya estamos pensando que hablar en inglés no es la única opción y que la lengua de Víctor Hugo, de Sartre, de Camus se va a poner de moda.

Anuncios

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: