Guernica y Acteal

A Roger Cohen, articulista del New York Times, el 75 aniversario de que Pablo Picasso pintó el Guernica, le evoca recuerdos de su tío Bert Cohen, un joven oficial que peleó en la Segunda Guerra Mundial en Italia, cerca de Finale Emilia.
Los Cohen recuerdan los estragos de la batalla que dejaron vehículos ardiendo en flamas, caballos agonizantes, con las fosas nasales calcinadas, jadeando de terror. El hedor a carne quemada, masas humanas de alemanes e italianos regados por doquier, cuerpos de jóvenes, niños, mujeres, ancianos que se quejaban o pedían a gritos la muerte. Una horrible imagen del caos.
Otra imagen de guerra, la de Guernica, fue pintada por Picasso, cuando se enteró del bombardeo fascista al poblado vasco. Murieron más de 1500 personas. Pablo Ruiz plasmó la imagen que dio a conocer alrededor del mundo el terror y la agonía de la guerra, la esencia de la angustia. Picasso en su ira e impotencia, plasmó las emociones en una expresión eterna a través de su forma artística. Instiló el dolor de los muertos, de los deudos, de los heridos e hizo de un ataque sin sentido el símbolo de la protesta eterna que bien puede representar los asesinatos en cualquier parte del mundo.
A los Cohen, el Guernica les evoca recuerdos de la Segunda Guerra, a mi me trae a la memoria la masacre de Acteal. Sí, el 22 de diciembre de 1997, un grupo de indígenas Tzoltziles que habían sido desplazados de sus tierras, rezaban en la iglesia de Acteal, Chiapas, cuando un grupo armado abrió fuego. Los cadáveres de hombres, ancianos, niños y mujeres quedaron regados dentro y fuera del recinto sagrado. Entre los muertos se encontraron cuerpos de mujeres embarazadas y niños que no alcanzaban los tres años de edad. Se disparó a gente indefensa que estaba reunida en un sitio de oración. De los perpetradores sabemos poco.
Después de casi quince años, un grupo de diez indígenas Tzoltziles que no hablan español estuvieron a punto de hacer historia, llevar al expresidente Ernesto Zedillo, al banquillo de los acusados, por crímenes de guerra en una corte estadounidense, en Connecticut, donde tiene su residencia el ahora profesor de Yale. El argumento para el juicio es que el entonces presidente apoyó y ayudó a ocultar al grupo paramilitar que perpetró esta masacre.
Es claro que Ernesto Zedillo no jaló el gatillo asesino. No es muy claro quien sufraga los gastos de estos indígenas, cuya identidad está protegida por el anonimato Parece que se trata de un ajuste de cuentas entre políticos.
Eso es cierto, pero en mi opinión, todos merecemos un día en la corte. Zedillo para defenderse, para dar su opinión, para decir su verdad. Los indígenas y sus deudos merecen una justificación de lo que sucedió. Nosotros como mexicanos también somos dignos de saber lo que pasó.
No nos debería escandalizar ver a un ex mandatario rindiendo cuentas por sus hechos. Pero no. Eso no sucedió. La Secretaría se Relaciones Exteriores solicitó inmunidad para proteger al ex funcionario y la administración Obama la concedió. Con esto las autoridades mexicanas, celosas protectoras de connacionales en desgracia, han dado muestras de solidaridad pero han tendido un manto que nos impedirá saber de boca del Dr. Zedillo lo que pasó. La inmunidad otorgada dio fin al proceso judicial antes de empezar. Se opacó la transparencia y la posibilidad de enterarnos por boca de un personaje tan importante en la historia de los hechos. Se silenció una voz importante. Ni hablar.
El Guernica a los Cohen les evoca recuerdos. A mí, al igual que a ellos, al igual que al pintor, me hace sentir el sinsentido de los asesinatos a personas que de forma pacifica se reunieron a orar y encontraron la muerte. Me recuerda las propias palabras de Picasso ” ¿Qué crees que es un artista? Es un ser político, constantemente sensible a acontecimientos desgarradores, intensos, o alegres, a los que responde en todo sentido”.
Reconozco el mandato del artista, por eso pongo al servicio de las víctimas de Acteal estas palabras. Lo hago con humildad, también con energía. No sea para ellos el olvido. Eso jamás.

20120908-095323.jpg

Anuncios

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: