Vitalidad en la vejez: Reto WordPress: Tres días de frases favoritas (Día 2)

“Es sabido que las mujeres tiene mayor esperanza de vida que los hombres. Quizá se deba a que tienen mayor esperanza en la vida que los hombres”

Enrique Krauze

Sigo con el reto wordpress que me planteó Patricia Álvarez del sitio bigbenantiguedades, que consiste en seleccionar frases y reflexionar alrededor de ellas. Hoy me detengo en la reflexión que Krauze hace sobre la vejez. Abre su artículo de domingo diciendo que los noventa son los nuevos setenta. Sostiene que la vejez ya no es lo que era, nos da ejemplos de compañeros y amigos que siendo nonagenários siguen lúcidos, trabajando, haciendo ejercicio, en fin, gozando de una vitalidad formidable. ¿Dónde está el secreto?

Esta semana leí una entrevista que le hicieron a Nacho Trelles quien a sus noventa y nueve años sigue siendo un referente en el futbol nacional. Todos queremos llegar a ser viejos en esa condición, con la mente clara, con salud, pocos dolores y con la capacidad de ser independientes. La aspiración es legítima y también importante, la probabilidad de que todos lleguemos a ser viejos se eleva gracias al avance vertiginoso de la medicina. Todos anhelamos ser viejos y estar bien. ¿Se puede? Hay ejemplos de que así es.

También es verdad que la vejez no es un estado que sea percibido con agrado. Los jóvenes de hoy repelen las manifestaciones del envejecimiento, los adultos contemporáneos, termino abominable que define a gente que pasó de los cuarenta y sigue actuando como de veinticinco, huyen como de la peste cualquien signo de chochez. Las arrugas son mal vistas y las canas peor. Aléjate del que esté viejo y ande dando imagen de ser mayor.

No es en balde este miedo. En un mundo en el que se aumentan los años a la vida, el valor reinante es la juventud, un adulto mayor a los cuarenta y cinco ya acabó su vida laboral y le resultará muy dificil colocarse en un nuevo empleo si ya rebasó los cincuenta. Hay mucha depresion entre la gente que busca empleo y no lo encuentra por esa simple razón, ya no son jovenes. En México, una persona que se jubila se apaga y pierde ilusión. Al menos eso sucede con muchos pensionados. La vida es así, si dejas de pedalear, te derrumbas, dice Krauze.

La ilusión de vivir se relaciona con el interés que tengamos en seguir en el mundo. La desesperanza viene aparejada con la sensación de inutilidad. La responsabilidad de mantener la esperanza es de cada uno, es una decisión personal que se construye desde antes. Tiene que ver con un plan de vida y con la capacidad para ser agradecidos. Debemos construir la vejez cuando todavía no somos viejos.

Antes de cruzar la línea de la senectud, hay que cuidar la salud, ahorrar y asegurarse tranquilidad financiera, conservar amistades, fertilizar los cariños, proteger el buen humor, hacer deporte, mantenerse en linea y procurar una actividad que mantega la mente ocupada y en un estado creativo. 

Hace falta valor para reconstruirse, para iniciar un proyecto y hacerlo florecer cuando se carga un pasado de logros que es interrumpido. Saramago empezó a publicar después de los sesenta y recibió el Premio Nobel de Literatura con casi ochenta años de edad. Si se hubiera aferrado al escritorio que le daba su puesto de burócrata, jamás hubieramos hablado de él y nos hubiera privado de novelas tan bien escritas. 

Si como dice Krauze, las mujeres mantenemos una mayor esperanza en la vida, es porque cuidamos los diferentes componentes de la vida y no nos circunscribimos a uno sólo. Desde luego, también hay muchos hombres que así lo hacen y llegan a cumplir un siglo felices de la vida y sanos. 

La vitalidad en la vejez viene de la esperanza, es decir, de la certeza que da ir a dormir con la alegría de estar recorriendo el camino en forma gozosa. Algunos creemos que un componente de fe ayuda a poner la mirada en el futuro con la convicción de que lo que viene es mejor.

Sí, coincido con Krauze, hay que seguir pedaleando con alegria para llegar a la vejez llenos de vitalidad con ganas de morirnos de risa y tal vez, así en una carcajada nos sorprenda en eterno descanso. 

  
Patricia Álvarez, bloggera que publica Big Ben Antigüedades y Coleccionismo, es peruana y escribe sobre la pasión que siente por lo antiguo. Visiten su espacio bigbenantiguedades.wordpress.com para adentrarse en ese maravilloso mundo del que busca una pieza de otros tiempos y la aventura que ello implica.

Estas son las bases del Reto WordPress:
1.Publicar en tu blog tres veces consecutivas una frase, una entrada cada día. La frase puede ser de un libro, de un autor, o tuya.
2.Etiquetar a tres blogueros-as con cada entrada que publiques para retarlos.

3. Agradecer al blog aue te nominó.

Joan Rivers (In memoriam)

Joan Rivers fue una mujer controvertida y provocaba posiciones de extremo. Algunos la odiaban y otros la adoraban, casi todos la conocían y muchos, muchísimos la temían. Fue un verdadero ícono del mundo del espectáculo, un símbolo que supo hacerse un lugar y que supo hacerse notar.
En el universo del espectáculo los juicios sobran, si ella fue frívola, si su profundidad llegó a los niveles de los dos milímetros, si su lengua era mordaz —todo lo cual es cierto—, es lo de menos. Joan Rivers fue una mujer inteligente que supo interpretar los signos de sus tiempos y descifró el enigma del mundo del entretenimiento.
Desde un punto de vista técnico, Joan Rivers es un fenómeno de estudio. Fue en contra de las características esenciales en el mundo del entretenimiento en el que la corta duración de los proyectos y lo efímero es la moneda de cambio. La caducidad de las ideas, programas, personajes está fija en el corto plazo, justo cuando una fórmula parece ser la llave del éxito eterno, llega una nueva idea que revoluciona y cambia a la industria dando un golpe de timón que la redirecciona en sentido opuesto. Durar en el mundo del espectáculo es muy raro. Ella supo permanecer en la preferencia de su audiencia.
La imagino como el capitán de un velero manipulando el timón en medio de un mar embravecido. Se pararía ahí, perfectamente peinada, con la cara ultrarrestirada, con zapatos de tacón De Jimmy Choo y vestida con Vera Wang. Marcando tendencias, dando rumbo y dirección.
Por eso Joan Rivers fue extraordinaria. La mujer tenía más de ochenta años y seguía despachando, activa y vigente. Para ella la competencia de los jóvenes no representó una amenaza; el desempleo, la crisis económica, la desaceleración mundial, no la tocaron. Si bien son muchos los que la critican, también fueron muchos los que la respetaron. Captó audiencias a nivel mundial y lo logró en un mundo distraído por tantos impactos audiovisuales, con públicos volubles que no tienen filiaciones de por vida ni conocen mucho lo que es la lealtad de marca. Es todo un éxito. Más aún, entendió el acertijo y conservó su espacio en un mundo en el que ella representaba lo que ella misma criticaba: la vejez, las arrugas y la edad que a ella no la dobló.
Se fue tal como llegó, con ocurrencias. Dejó instrucciones precisas para su funeral. Pasó de lo kirsch a lo gore con una facilidad increíble. Ella supo en en el medio del showbizz, el espectáculo debe continuar.
Digo que Joan Rivers es excepcional por esto mismo, una mujer inteligente que hizo de la frivolidad su bandera, que tejió un nido de protección con esos materiales de fragilidad absoluta. Hizo del antivalor su sello de agua. Criticarla por superficial es ser insustancial, es caer en lo criticado, es quedarse con los dos milímetros de profundidad que se abominan. Es cierto, ella usó como arma de batalla lo fútil. Sin embargo, en una segunda mirada se descubre a un ser humano que entendió que lo hombre contemporáneo busca: quiere fama, quiere salir del anonimato y hacerse notar, quiere salir del mundo gris y adquirir un color que todos admiren, quiere brillar. Eso no lo logra una mujer frívola, ¿o si?

IMG_1675.JPG

La marcas más valiosas y el mundo

Conocer la lista de las marcas más valiosas del mundo es interesante ya que nos da evidencia del mundo en el que vivimos. La lista se compone como sigue segün el estudio de Millward Brown. 1. Google 2.Apple 3.IBM 4. Microsoft 5. McDonald’s. Los cinco primeros lugares son ocupados por empresas tecnológicas y una sola de comida rápida.
En un lejano lugar 6 está la marca por excelencia CocaCola, en 7.Visa 8. AT&T 9. Marlboro y 10. Amazon.
Ojo, no se trata de las marcas más consumidas, ni de los productos más populares, se trata de las más valiosas para el mercado. ¿Qué es eso? Es un análisis del desempeño de la operación de un negocio y de los resultados financieros que engloba una marca. A partir del análisis de estos datos se logra evaluar el valor que influencia tiene la marca en la generación de ingresos y en la capitalización bursátil de la empresa.
Lo atractivo de este estudio, además de lo evidente, es que nos da una fotografía de cómo se compone el mundo y en dónde se encuentran sus intereses, sus aficiones y sus preferencias.
Esta lista nos deja ver que la tecnología tiene el primer lugar de atención en el ranking de los gustos, este dato resulta sumamente sorprendente ya que el porcentaje mundial de personas que acceden a tecnología de punta sigue siendo muy bajo. Para más del cincuenta por ciento de la población mundial, nombres como Google o AT&T carecen de significado, si preguntan a alguien en los territorios depauperados de Biafra, India, México o China, habrá muchos que no sepan lo que es Microsoft, o para qué sirve Visa.
Pero los que se encuentran en el segmento de los que sí saben, aprecian mucho estas marcas. ¿Por qué es tan relevante esta estimación? Fácil, debido a que la preferencia de este sector marca las tendencias y el ritmo del mundo. Los que valoran estas marcas son quienes toman las decisiones que dan tendencia y rumbo a las actividades de este mundo.
Me resulta relevante ver que la marca más conocida y seguramente más consumida en el mundo esté relegada a un distante sexto lugar. Claro, hoy el ser humano aprecia más lo relacionado con las tecnologías de información, con el movimiento de voz y datos, con la comunicación, y con la rapidez. Las únicas marcas que no son tecnológicas que se colaron en el ranking nos hablan de la prisa del mundo, si hay que comer, hay que hacerlo rápido en McDonald’s, si hay que comprar, mejor lo hacemos en linea y que lo entreguen en la puerta, en vez de salir a convivir.
La sorpresa es encontrarse en la lista a Marlboro, una empresa que ha sufrido múltiples ataques por las consecuencias del tabaquismo. Hoy la sociedad percibe peor a un fumador de tabaco que a uno de marihuana. Pero el humo de un cigarro, a pesar de lo incómodo que resulta hoy fumar —no hay muchos espacios para hacerlo y en general son incómodos—, la marca de la cajetilla rojiblanca se coló en la lista.
A partir de la lista se puede reflexionar si los datos que vemos nos gustan o nos disgustan, nos sorprenden o nos preocupan, si somos usuarios o ni siquiera sabemos de que van estas marcas, si nos sentimos identificados o rechazados por esta composición de marcas.
Conocer la lista de las marcas más valiosas del mundo es interesante ya que nos da evidencia del mundo en el que vivimos y qué papel jugamos nosotros.

20140531-092040-33640661.jpg

El Congreso de Periodismo Digital de Huesca y la voz

Me gusta ver y escuchar como los periodistas van moviendo el punto de discusión. Ya no se cuestionan si el papel pierde o gana vigencia si lo que se publica en forma digital es de mayor o menor calidad o si los medios tradicionales tienen mayor jerarquía que los digitales. En la era del vértigo y la aceleración esas discusiones son cosa del pasado, son antiguas.
Los periodistas del mundo reunidos en Huesca, España se dejan de obviedades y se concentran en lo importante. Es decir, asumen que la era digital es. Saben que el mundo virtual tiene poder, es más fácil, barato y accesible. Ya no se necesita tener una concesión de radio o televisión, ni se requiere de una industria editorial para hacerse presente. El poder de los medios de comunicación está al alcance de un dedo.
La gente en el Congreso de Huesca sabe que decir que un medio digital es menos serio que uno tradicional es mentir. Hay basura impresa y en la red. Hay seriedad en los medios tradicionales y en los digitales. ¿Entonces, si la calidad no se determina por el medio, qué la determina?
Una de las conclusiones más importantes y bellas del Congreso de Periodismo Digital de Huesca es que la calidad la determina la voz, por lo tanto hay que cuidarla. La voz se erige como el mejor activo.
El que se esté cuestionando si una imprenta es mejor que una pantalla electrónica, o si un programa de radio convencional es preferible a uno de internet, o si ver un programa de televisión en un televisor es preferible al de una tableta, está haciéndose preguntas que ya perdieron relevancia. Y es así porque el propio mercado ya dio la respuesta. Hay gente que prefiere el papel y hay gente que no. Hay personas que le gusta más el radio y hay quienes se deciden por un reproductor, que se informan por un noticiario o por podcasts. Hay los que se adaptan mejor a los horarios de una programación o los que se organizan y bajan la información cuando mejor les conviene. Hay un segmento que se mueve en ambos terrenos con comodidad, hay antagonistas. Vamos, hay de todo. En ese universo hay cientos de voces. Tantas como voluntades existan. Que cada quién elija lo que más le guste. Que te elijan por tus ventajas competitivas, por tu diferenciación.
La diferencia, dicen en Huesca, está en el cuidado de la voz. Eso que los modernos llaman Marca personal, Personal Branding y que antes se conocía como Prestigio. Se trata de construir un buen nombre y protegerlo.
Hoy, la seña de individualidad es la voz. Es, a partir de su cuidado, que se podrá sobresalir en el maremagnum de voces que inundan al mundo. La voz es lo que dará relevancia según el tono y calidad a lo expresado. Será lo dará congruencia y que pondrá espíritu. Ahí está lo importante.
Siendo así, da lo mismo si es en papel o en impulsos electrónicos. Siendo así, esa voz me agrada.

20140312-095521.jpg

Geometría femenina

Parece que las formas son importantes en la mujer. Las líneas, todo tipo de líneas, en la geometría femenina son relevantes. Lo mismo si son rectas que redondas, firmes o desdibujadas cada raya viene cargada de información relevante y si somos observadores podremos conocer mucho de la identidad de cada dama en específico.
Existen cánones que hablan de la estética del cuerpo femenino según las líneas que lo conforman. Todas caben en en la geografía de la mujer, pero cada cosa debe estar en su lugar. No es lo mismo la redondez de los senos que la del vientre, ni las cuadriculas en el abdomen que en las mejillas. No es igual tener las piernas y los brazos marcados que las patas de gallo, ni resulta lo mismo tener pecas en la nariz que en las manos. O eso nos han hecho creer.
Por ello, hay muchas que deciden darle mayor redondez a sus pechos, definición al contorno del rostro y firmeza al cuello. En muchos casos los resultados son estupendos, sin embargo, conocemos los casos de terror en los que las cosas no salieron bien. Vemos chicas con caras de cera y viejas con boca en forma de guarache. Resultados poco estéticos.
La información de la geometría femenina nos revela mucho del carácter de la mujer. Nos dice quienes no se resignan a aceptar el avance del minutero. Nos cuenta de las adicciones por conservar un rostro lozano. Descorre el telón de los excesos por luchar contra el segundero. Por desgracia, el Photoshop no les ayuda en los terrenos de la vida real.
Vemos narices como triángulos diminutos, curvas aumentadas en los labios, óvalos alargados en los ojos, frentes sumamente lisas. Máscaras que se aproximan más al rostro de Dora Maar en un cuadro cubista de Picasso que al canon estético al que aspiran.
También descubrimos rostros como el de Jessica Lange que se siente cómoda en la piel madura. Se nota el cambio de geometría en su rostro y en su cuerpo. Ya no es aquella chica a la que King Kong le descubría el pecho tan redondo y tan firme del que Dino De Laurentis sólo hizo una toma rapidísima. La actriz de más de sesenta años es imagen de Marc Jacobs. Ya no es la mujer que abusó del botox y de la blafaroplastía. Se cubre los ojos con grandes lentes oscuros para ocultar los pecados del pasado. Muestra, sin pudor, los cilindros abultados de las venas en las manos, los surcos paralelos en la frente y las onduladas líneas que brotan de los labios. Hay que decir, en honor a la verdad, que no se necesita del retoque para que luzca fantástica.
Se le ve mejor así que con los labios aumentados y con los óvalos de los ojos alargados para difuminar el paso del tiempo. El exceso al disminuir o aumentar las formas hace padecer a las dueñas de los rostros y a los ojos de quienes las miran. El resultado de este juego de formas asustaría a la misma Mary Shelly y fascinaría al Dr. Frankenstein.
La geometría de Jessica Lange es estupenda. Luce soberbia, como cuando le mostró los pechos al gorila emblemático. Como cuando nos enseña que la belleza de las líneas femeninas se da a cualquier edad. Todas las formas caben en la figura femenina en todo tiempo. ¿O, no?

20140309-112503.jpg

Edoardos California

Me entero, con tristeza, que Edoardos California ha decidido bajar cortina. Se va, cierra las puertas de sus tiendas y de su fábrica. Para muchos la noticia pasará desapercibida y a otros la etiqueta no les dice mucho. Sin embargo, hay un sector de la población para los que esta marca de ropa significó una alternativa real de ropa casual. Hubo una época en que el sector juvenil AAA lucía orgulloso las prendas confeccionadas bajo este nombre. Era chic.
Sí, fue a principio de la década de los noventa cuando tuve la suerte de heredar la Dirección de Mercadotecnia que dejó vacante Carmen Schütte en la compañía J.B. Martin, dueña de la marca. Fue ella quien vio una ventana de oportunidad y la aprovechó; fue a mi a la que le tocó cosechar el éxito. En aquellos años, los jóvenes tenían opciones limitadas para vestir. Había de dos sopas, o te vestías como tu mamá o usabas pantalones de mezclilla con playeras de algodón blanco. Sí eras atrevida, usabas chamarra de cuero, sí eras muy atrevida usabas estoperoles y hombreras. Era la versión remix del Sodapop Curtis, más cercana a la versión fílmica de Rob Lowe que a la de la novela de Outsiders.
Pero Carmen vio una oportunidad que se abría en el mercado de ropa juvenil y la aprovechó. J.B. Martin, famosa productora de terciopelos a nivel mundial tenía un exceso de inventarios en telas aterciopeladas de muchos colores. Se arriesgó. Fue contracorriente. Mandó hacer una producción de pantalones, con los cortes de los jeans más populares entre los adolescentes mayores y los adultos muy jóvenes, es decir , en el sector de la población con edades desde los 17 a los 21 años y lanzó una prueba. La respuesta del mercado fue maravillosa. Se desató la fiebre de pantalones de terciopelo más popular y exitosa en la historia de este material. No hubo quién no quisiera tener la prenda de moda. Pantalones de colores, lo mismo rojos, amarillos, verdes que naranjas. Los de mayor demanda fueron los color durazno, como una especie de transferencia de otra campaña muy exitosa de otra marca de la compañía —Terciopelos Martin—, que anunciaba que sus tapices de terciopelo eran repelentes al agua, tanto como lo era la piel del durazno.
Claro, todos querían los pantalones repelentes a la mugre y resistentes hasta que la muerte nos separara. Todos querían la piel de durazno en sus piernas. Prendas que se ajustaban de forma anatómicamente perfecta a la figura. Carmen salió de la compañía y entré yo a cosechar la buena fortuna del ojo clínico que supo aprovechar una necesidad de los jóvenes con una urgencia de sacar inventarios de la compañía.
Tuve suerte, con BBDO salimos al aire en horarios estelares de televisión con un anuncio en el que jóvenes hermosos, corrían por las playas de Malibú luciendo pantalones, cada uno con un diferente pantone del arco iris, mientras se oían los coros de California Girls. Los principales almacenes solicitaron el producto y no nos dábamos abasto para entregar. Fue tanto el éxito que se abrieron tiendas con la marca de Edoardos.
Tuve el privilegio de organizar desfiles de modas y de viajar por todos lados con el artículo de deseo del momento. Entonces, no sólo los jóvenes querían los pantalones, también los no tan jóvenes los querían para pertenecer a ese segmento de la población.
Disfruté mucho el tiempo que trabajé en esta empresa. Me fui, igual que Carmen, cuando la marca estaba en plena efervescencia, después de romper récord de ventas y de abrir tiendas a lo largo y ancho de la República Mexicana, incluso se inauguró una en Los Ángeles.
Pero, tal como sucedió con marcas similares, la moda pasó. El terciopelo dejó de ser tendencia y Edoardos no dio el salto. También padeció piratería y muchos modelos se encontraban en la boutiques y en los tianguis. La marca dejó de ser exclusiva. Las tiendas en lugares AAA cerraron, los locales cambiaron de rumbo, se fueron a sectores más populares. Así entró Edoardos al nuevo siglo. Por sí fuera poco, las reglas de NAFTA y la entrada de ropa china, baratisima, golpearon seriamente a la marca.
Edoardos sobrevivió más como línea de negocio, como una reminiscencia. Lo que una vez rebasó al negocio central de la compañía, ahora era sostenido por nostalgia. Pero, los negocios son fríos y los números objetivos. Era necesario cerrar, al menos eso interpreto por las noticias.
Negocios como GAP, The Casual Corner, Halston han sufrido el cambio de época, tal como Edoardos. Algunos podrán resurgir de entre las cenizas. Otros se convertirán en artículos vintage de las tiendas de viejo.
A mí me da por suspirar. Al recordar esos pantalones de terciopelo de mil colores, todavía puedo escuchar los acordes que acompañaban los coros que cantaban: Caliorniaaaa. Sin duda, al cerrar sus puertas, Edoardos cierra una época y abre un huequito en el corazón.

20140212-102151.jpg

La percepción francesa

Tal parece que los franceses están cambiando de punto de vista. Los galos, que siempre han criticado la visión puritana de los estadounidenses, hoy parecen acercarse a este modo de ver las cosas. Tres nombres parecen confirmar lo que digo, Miley Cyrus, Maddonna y François Hollande.
Hoy por hoy, a las cantantes les salió mal la campaña publicitaria, por lo menos en Francia. Los vídeos porno chic con los que promocionan sus canciones tienen como principal objetivo causar impacto. Pareciera ser que el lema hay que hacer que hablen de mí, no importa si es bien o mal, pero que hablen, les salió mal a las estrellas. Se pasaron de tono, sacrificaron lo chic en favor de lo porno y la televisión francesa las vetó y como castigo las arrinconó a los horarios de después de las diez de la noche. Cyrus fue las más perjudicada ya que su público objetivo a esas horas está dormido. La estrategia no funcionó, y es evidente que a pesar de que la vulgaridad vende, el riesgo de que te sancionen es grande. Madonna es maestra de caminar en el filo de la navaja con gran éxito, pero en esta ocasión le salió mal. Se tropezó y ahí se fue dando tumbos. Lo sorprendente es que haya sido Francia, con esa me te tan abierta, la que se haya puesto estricta. Cambia el punto de vista de los franceses.
El otro caso es el de François Hollande. Ese es más sorprendente aún. La tradición francesa ha rechazado los escándalos sexuales de sus mandatarios y ha criticado a la prensa norteamericana al armar soberanos irigotes por las relaciones extramaritales de sus políticos. Los Kennedy, los Clinton y tantos otros la han pasado mal al ser exhibidos en sus deslices amorosos. Los franceses opinaron, hasta hace pocos días, que lo que la gente haga en el interior de su habitación es un asunto de carácter privado, íntimo. Tanto es así que le abrieron la puerta del Eliseo a un hombre que no está casado con su actual pareja. Mente abierta que privilegia la ejecución política por encima del chisme del corazón. Es impensable que un presidente llegue a la Casa Blanca acompañado de su pareja sin estar unidos por el vínculo matrimonial. En París las cosas son diferentes. El Sena no es el Potomac. Pero parece que a Hollande las cosas se le voltearon. A los franceses les empezó a interesar lo que sucede en la casa presidencial. Pronto, tal vez demasiado rápido, empezó a perder popularidad. Su imagen cayó estrepitosamente. Independientemente de su desempeño como mandatario, se le criticaba el grosor de la corbata, lo desgarbado de su figura, el peinado, las arrugas en la camisa y los zapatos sucios, entre otras cosas que a otros mandatarios o les criticaron . Tal vez, o dieron esos motivos. Encima, agarraron con las manos en la masa a monsieur François cuando iba a visitar a la novia que tiene fuera de la casa presidencial.
Vaya, vaya, la prensa del corazón ha hecho presa del presidente francés, y muestran fotos del señor llegando en una motoneta a visitar a la dama. Lo critican hasta por la falta de elegancia del vehículo elegido. Hay que admitir que en la foto Hollande no se ve como un caballero en montura adecuada, que el hombre no fotografía bien y que lo que prometió en campaña no ha bajado a los niveles de la realidad. Además ya se sabe que el términos de elegancia y buen gusto, los franceses son sumamente estrictos.
Hoy, los franceses elevan el dedo y juzgan. Dicen con precisión lo que no les gusta y están dispuestos a retirar de su vista lo que les parece grotesco. Fuera Cyrus y Madonna hasta que traigan algo que no ofenda mi visión estética, han dictaminado. Hollande ya puede empezar a medirle el agua a los camotes. ¿La percepción en Francia está cambiando o sigue dándole mayor valor a lo estético por encima de lo que no lo es? ¿O, será que el amor secreto de un presidente siempre es material picante?

20140117-065709.jpg

Las arrugas de Diane Keaton

Una vez más la eterna discusión se hace presente, la disyuntiva entre la verdad y la publicidad, la ética de la promoción y los modos de anunciar toman la palestra. Exagerar es mentir a medias y ya sabemos que mentir está mal. Sin embargo, algunas compañías tienden a sobredimensionar las cualidades de sus productos y en sus campañas promocionales prometen imposibles. El Photoshop se ha convertido en el mejor aliado para tergiversar la realidad. Corregir, disimular, mejorar se convierte en un vicio y en un buen afán se llega a los límites que rayan en el embuste. Pero, ya se sabe, la verdad siempre sale a flote.
Este vez le tocó a Diane Keaton y a L’Oreal. La actriz es la imagen de muchos productos anti-edad de la firma desde hace varios años. Ella ha dicho, y es verdad, que jamás se ha sometido a ningún procedimiento quirúrgico ni estético que altere las características de su rostro. En las fotografías que promocionan cremas y remedios para desvanecer las líneas de expresión y borrar arrugas, Keaton luce con un rostro firme, fresco y libre de señales de envejecimiento. No se le ven por ningún lado rastros que nos indiquen que tiene sesenta y ocho años de edad. Al ver estas imágenes no podemos dejar de sorprendernos y envidiamos la forma en que esta mujer ha podido detener las manecillas del reloj y alejarlas de su cara. Luce mejor que cuando filmó junto a Al Pacino, El Padrino, o eso nos querían hacer creer.
Los milagros del Photoshop se transformaron en espejos rotos después de la ceremonia de los Globos de Oro. Diane Keaton apareció a cuadro para recibir a nombre de Woody Allen el premio. En las pantallas, la actriz lució una imagen real de una mujer de casi setenta años que no ha sufrido reparaciones estéticas. Debo aclarar que lucía espectacular, Keaton siempre ha tenido un brillo particular, no en balde a sido musa de tantos directores como Francis Ford Coppola o del mismo Woody Allen. El problema fue que después de su aparición en la ceremonia, vino un corte comercial en el que ella protagoniza un spot de productos anti edad de L’Oreal. Se evidenció en uso y abuso de Photoshop.
Y, claro, las alarmas sonaron ante la abismal evidencia entre la verdad y la publicidad. En tiempo real empezó el escándalo. Las redes sociales iniciaron su propia campaña. Las arrugas de Keaton fueron trending topic. Los espectadores de la gala no tardaron mas que segundos en empezar a resaltar lo evidente. Se agitó el avispero y el rumor corrió como pólvora encendida.
Los excesos del Photoshop que deforman la verdad, que venden cuellos de cisne, cabezas en formas forzadas, posiciones antinaturales, modelos descuadradas, diseñadores que en afán de atender a un modelo estético descuadernan al ser humano y lo aprisionan entre las máscaras de la irrealidad traen consecuencias y no son siempre favorables. ¿Son errores o son abusos? No es L’Oreal la única compañía que los ha cometido, revistas prestigiadas como Elle, Glamour, G.Q. , Marie Claire se han tropezado con esta piedra. Hemos visto fotos de modelos con vientres más planos y menos anchos que sus pantorrillas, extremidades cuya flexibilidad resulta anatómicamente imposible, rostros tan angulosos que se ven raros, dientes tan largos y tan brillantes que dejan de ser humanos. La post-producción en el máximo punto de la exageración lejos de ayudar, estorba.
Pero, no se trata solamente de darle una ayudadita a la imagen para que luzca mejor, se trata de las promesas que se hacen en torno a ellas; los atributos que se publicitan y las mentiras que nos hacen creer a los consumidores. Esa debe ser la discusión central. La ética en torno a los procederes mercadológicos.
Más allá del chisme, sabroso sin duda, de ver a Diane Keaton con o sin arrugas, está el procedimiento de exagerar promesas y alterar realidades. En estos tiempos las consecuencias se sufren de inmediato. La actriz aún no había bajado del estrado y ya se estaban retuitendo los comentarios sobre las evidentes diferencias entre la verdad del Photoshop y la de a deveras. Las redes sociales, como los niños pequeños, son crueles e implacables. Le fue mal a L’Oreal y le fue peor a Keaton.
Sin embargo, al ver la imagen de la actriz tal cual es, sin retoques, no tengo otro remedio que opinar que Diane Keaton es y ha sido una mujer con un brillo sumamente especial. Me gusta más la real que la postproducida, ¿a poco no?

20140115-091555.jpg

Cuidar las herramientas de trabajo

Hace poco vi a Nazario, el jardinero oficial de la colonia, limpiando sus herramientas de trabajo. Acababa de podar el pasto y de recortar unos arbustos a los que les dio forma de venado. Estaba concentrado, pasándole el trapo a las cuchillas de la podadora, por eso no quise ni hacer ruido, me pareció peligroso. Pero, como siempre sucede cuando alguien se siente observado, Nazario percibió mi mirada y elevó la cara para verme. Me saludó tan amable como siempre y siguió con su tarea de limpieza. Pasaba el trapo con cuidado, como si estuviera acariciando sus tijeras, palas, picos y carretilla. Una a la vez. Tuve la sensación de que le invierte más tiempo al ritual que a la actividad de jardinería. Se lo dije.
—Pues, sí. Claro, seño. Tengo que cuidar mis herramientas de trabajo, si no, luego, ¿cómo le hago para chambear? No se crea que me entretengo tanto por gusto, es por respeto y porque estas me pueden lastimar—me señaló una cicatriz en la mano izquierda. Seguramente se cortó con algo hace años.
Nazario tiene razón en varios aspectos. Las herramientas de trabajo se deben de tratar con cuidado porque son nuestro medio de sustento y porque nos pueden lastimar. Jamás te puedes confiar. Cuando uno se confía, vienen los accidentes. Todos, todos los utensilios de trabajo son peligrosos si no se manejan adecuadamente.
La gente que vive de su imagen pública olvida que su herramienta de trabajo se llama prestigio. El prestigio es la reputación que tiene un personaje y para que este trabaje a nuestro favor, hay que ser consistente. A diferencia de los utensilios de Nazario, el prestigio está hecho de un material frágil y que se mancha muy fácilmente. Sin embargo, igual que ellas, el prestigio también puede lastimar.
Vean si no lo que está sucediendo con Lucero a quién se ha buscado presentar como una mujer perversa y sanguinaria por salir fotografiada con su novio en una cacería de una cabra de montaña. Con independencia de sí la cacería es una actividad correcta o no, hasta el momento todavía no es ilegal. A diferencia de lo que sucedió con el Rey de España, está actividad no fue pagada por el erario de ninguna nación, fue financiada por ellos en su calidad de particulares que disfrutan una actividad que a la fecha es permitida y catalogada como lícita.
¿Entonces, cuál es el problema?
El problema es la inconsistencia en la imagen. Si la foto hubiera sido de María Félix en su tiempo, nadie hubiera arrugado la nariz. Pero se trata de una mujer que ha cimentado su prestigio en las mejores prácticas, en la bondad, en la empatía. Es verdad que no se le ve muy empática con la cabra. Al pensar en Lucero, la imaginamos sonriente, amable, simpática. Ni de cerca nos cabe en la imaginación verla con un rifle en la mano lista para jalarle la gatillo que matará a un animal indefenso.
Yo no estoy de acuerdo con la cacería, ni con el maltrato animal que muchos deportes y actividades recreativas acunan, pero me parece una exageración toda la parafernalia para hacer ver a Lucero como la mujer arrogante y agresiva que nos quieren presentar. Me parece que es un poco de hacer leña del árbol caído y un descuido en el uso de sus herramientas de trabajo. A Lucero la debió haber asesorado Nazario.
Si cualquiera es mal modosa o presumida, al mundo le da lo mismo, si se trata de una figura pública que ha fincado su imagen en lo contrario, ahí tenemos los resultados. Eso sí, a Lucero se le puede acusar de descuidada y, sí, así vienen los accidentes. Su propia herramienta la lastimó.

20140109-142200.jpg

La propuesta de Moschino

Estamos acabando el año y mientras unos hacen sus listas de buenos propósitos otras ya están con manos a la obra. Moschino lanza su propuesta para la temporada primavera-verano, aprovecha el tiempo entre Navidad y Año Nuevo y al son del que pega primero pega dos veces, lanza en las redes sociales un video corto en el que podemos ver sus ideas.
Moschino sigue fiel a su tendencia rebelde, por eso sigue y seguirá siendo una de mis marcas favoritas. Propone negro para la temporada de calor. En estos momento tos en que hace frío la idea no parece tan descabellada, ya veremos que sucede cuando el termómetro llegue a más de treinta grados.
La casa italiana juega y por ello Moschino es divertido, propone vestidos totalmente negros pero con un detalle en la falda que simula en teclado de un piano, combina telas, de algodón, espero, con encajes, contrasta. Eleva a la Margarita como la flor de la temporada. Lo mismo con estampados de color las chiquitas que con la flor extendida sobre el diseño.
Quiere cortos en las faldas y en las faldas pantalón. ¡Qué viva el acampanado! Pero que no sea tan largo, debe dejar ver un poco de piel. Este año, para Moschino, enseñar pierna es lo que está de moda. Pero con un toque juguetón, se busca más la inocencia que la provocación. Por ello se vale de figuritas como patos para estampar vestidos de playa. El corazón, por supuesto sigue siendo una figura central, como siempre lo ha sido. Vestidos sin mangas, sueltos, holgados. Para la playa, el largo es su opción, pero con telas vaporosas, colores en tonos amarillos pastel y cero entallados. Qué circule el aire y mueva la tela al ritmo del cuerpo.
Me gusta Moschino por varias razones, sus propuestas siempre me parecen novedosas, siempre únicas y con un toque divertido, la elegancia no tiene que ser sería y apretada, también se puede morir de risa. Lo que me encanta es su forma de ver la vida. Cuando todos estamos descansando, pensando en la que será, ellos llegan con un planteamiento y nos ponen en la mente lo que es. Se arriesgan y se ponen a trabajar, se antican y ocupan un lugar en nuestra mente que después será en la preferencia.
Sī, me gusta porque le pone una textura y un ritmo a este entretiempo que me llena de ánimo y de alegría.

20131228-075340.jpg

Anteriores Entradas antiguas

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: