#TodossomosReynosa

La alerta roja se enciende. Las sirenas se escuchan. Las torretas se prenden. El transporte público se suspende. Las calles quedan desiertas. La ciudad tiembla. La gente detiene la cotidianidad. Hay peligro. Reynosa deja su actividad vibrante y pone la vida en pausa. ¿Por cuánto tiempo? La violencia deposita terror. 

¿Qué sentirías si todos los días amaneces con la zozobra de que una bala de alcance a ti o a tu familia? La posibilidad de salir a la calle y encontrarte en medio de fuego cruzado, de repente, mientras vas al pan o a la farmacia es real. La probabilidad de que alguien, a quien conoces y quieres, caiga abatido por una bala sin deberla ni temerla, es altísima si vives en Reynosa. 

La Presidenta Municipal de Reynosa levanta la mano para pedir ayuda, el Gobernador de Tamaulipas busca el apoyo del Gobierno Federal, los mexicanos interrumpimos la respiración. Sabemos lo que está sucediendo ahí, ya habiamos visto esta historia. ¿Cómo es posible que la memoria diera para tan poco? Apenas elevabamos los ojos al cielo para agradecer que Ciudad Juárez estaba en calma cuando en Reynosa truenan balazos como si fueran fuegos artificiales.

La tentación de mirar para otro lado se nos quita. Volvemos la mirada a Puebla, tan chula y tan linda, para enterarnos que los huachicoleros ya la hicieron tierra de nadie. Le enseñan los dientes a la policia, agarran a pedradas a los militares y por si las moscas, usan a los niños como escudos humanos  para protegerse y seguir delinquiendo.

En Guerrero los tequileros asustan a la gente de bien, en Baja California los balazos truenan como en el viejo oeste, los expertos dicen que México vive una guerra de baja intensidad y, al ver las armas que se apuntan a la población civil, la apreciación me parece que está mal calibrada. Cualquier día, aparecen cadáveres colgados de una cuerda en un bajo puente o apilados en la cuneta de la carretera o metidos en la cajuela de un auto. Matan periodistas y escribir se convierte en un oficio peligroso. Se nos va la vida en ello. 

Lo curioso es que perdemos la capacidad de asombro. Lo triste es que ya nada nos conmueve. Lo lamentable es que olvidamos. Todos debiéramos ser Reynosa. Todos debiéramos ser solidarios con los que tienen miedo. El gobernador de Tamaulipas recorre las colonias más peligrosas para demostrar que no hay que temer y la Presidenta Municipal se queja de no tener ni un chipote chillón para defenderse. ¿Quién podrá defendernos?

No hay discursos que alcancen, ni políticos que resuelvan. Nos quedamos solos, encerrados en un cuarto sucio y con la puerta atrancada por fuera. No hay alternativa: o limpiamos nosotros o nadie lo va ha hacer. #todossomosreynosa debe ser un llamado a la reflexión. ¿Qué puedo hacer? Si veo el problema a la distancia, no puedo hacer nada. Está tan lejos y es tan grande que me desborda. Pero si limpio lo que me toca, entonces sí tengo capacidad. 

Si mis posibilidades son limitadas e ínfimas frente al problema de México, no importa. Si no empiezo a poner la basura en su lugar, seguiré viviendo entre la suciedad pestilente que me desagrada. Es mi obligación y mi prerrogativa hacerme responsable de lo que me toca, independientemente de lo que hagan los demás. Si el Presidente es incapaz o eficiente, si los Gobernadores son rateros o son honestos, si los Delegados son cínicos o son honorables, es algo que no incide en mi conducta. 

Si quiero que #todossomosreynosa sea real, tengo que poner mi propia basura en su lugar. Así que. La tolerancia cero empieza en primera persona y la congruencia es la moneda de cambio con la que se debe dar el primer paso. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: