¿Qué encontramos en el debate de los candidatos a la gubernatura del Estado de México?

Ayer se sentaron a debatir frente a las cámaras los candidatos a la gubernatura del Estado de México por primera vez. Ya sabemos, porque nos lo repiten sin cesar, que la importancia de estas elecciones radica en la concepción de que lo que suceda representa una prueba para las elecciones presidenciales. Así que, se hace un experimento de laboratorio y eso nos dicen. La verdad es que los mexiquenses podrán preguntarse por qué los usan de puerquito de guinea en vez de verlos con la seriedad que representa ser uno de los estados mas poblados del país.

Más allá de las acusaciones, reclamos y pleitos que le dan sabor al chisme, me preocupa ver lo que encontramos. El hilo conductor del debate fue la exposición de motivos de cada candidato que siguió un script y no se apartó de él. Leyeron lo que llevaban apuntado y al más puro estilo del voy derecho no me quito, básicamente se ignoraron entre ellos y ni aclararon las descalificaciones y desde luego no sustentaron sus propuestas.

En el lalaland de cada uno de los candidatos no habrá corrupción, se desaparecerán por decreto los feminicidios, el progreso entrará a tambor batiente y todos vivirán felices para siempre. Desde luego, todos les creímos a pie juntillas cada cosa de lo que nos dijeron. Seguridad y justicia, corrupción y desarrollo social fueron los ejes temáticos del debate. Y, además de las ilusiones de cada uno de los candidatos, que por supuesto, todos quisieramos que fueran realidad, no hubo contundencia.

El debate nos mostró candidatos acartonadísimos, muy apretaditos, ceñidos a la camisa de fuerza de sus anotaciones, parecía que olían vinagre y se les notó tan sueltos como un bebé que da sus primeros pasos. Muchos lugares comunes y reproches poco originales, que lo mismo se podrían haber escuchado en Francia, en Argentina o en Parral. Fueron más acusaciones que debate. No hubo un acto de comunicación y exposición de ideas diferentes sobre un mismo tema entre los candidatos, por lo que no pudimos decidir quién será más capaz para gobernar en la medida que los argumentos expuestos. Todos fallaron en cantidad y en solidez de sus motivos. Fracasó la finalidad directa y expuesta a conocer las posturas, bases y argumentos funcionales, de las distintas partes de una discusión. No se  cumplió un rol de enriquecimiento de quienes participaron en el debate, y se perdió la oportunidad para convencer.  

Las mujeres dieron pena. Teresa Castell, candidata independiente, habló y habló pero nadie la escuchó, resultó transparente a sus correligionarios. Dijo ser la voz ciudadana, pero eso de escuchar, no se le dio. Se ciñó a lo que traía en las tarjetas, leyó y ya. Pero, Josefina Vazquez Mota y Delfina Gómez fueron peores. Josefina acusó y acusó; invitó a visitar un sitio sobre los cheques de Delfina y mostró a cuadro una dirección inexistente. Así se derrumba una credibilidad de por sí endeble. Delfina oyó las acusaciones sobre descuentos a la nómina de trabajadores en Texcoco y no hizo comentario alguno, sencillamente ignoró. ¿Así irá a ignorar a los electores?

Los hombres tampoco brillaron, Alfredo del Mazo fue el más atacado y lució muy frágil. Quiso borrar sus orígenes y nexos familiares, quiso anular los gastos exagerados que hizo mientras fue director de Banobras y mostró fotos que realmente lo hicieron ver como una comadre en lavaderos más que como un candidato a gobernador. El candidato de Morena se hizo bolas con los números, Juan Zepeda del PRD no supo explicar por qué durante su gestión los robos a casa-habitación crecieron a 316%, y el candidato del Partido del Trabajo iba en el asiento trasero.

¿Qué encontramos? Personas que no saben manejar las cifras que llevaron de soporte, gente que no estudió los datos que usaría para debatir, candidatos que muestran soportes falsos para acusar, buenos deseos sin planes, mucho botox, mucho maquillaje, mucha cirugía estética, sonrisas frías y una tibieza que nos hace temblar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: