Congruencia 

Recorro las calles de la Ciudad de México y me topo con la cara de una presunta criminal a cada esquina. Es verdad que todos tenemos derecho a la presunción de inocencia, pero de eso a toparnos con una imagen que anuncia la serie de la nueva serie de Netflix cuando a la protagonista está acusada de tener nexos con uno de los criminales más peligrosos del mundo, me parece una falta de congruencia terrible.

¿En qué estamos pensando en este país si exaltamos una figura como la de Kate del Castillo? Me resulta tan desagradable ver estos anuncios en los que el título de La ingobernable parece ser un homenaje a una mujer que coqueteó con el mal y a la que se le abrió un expediente por probable lavado de dinero. La señora no andaba en buenas compañías, ni es una blanca palomita que se dejó engañar. Y, en todo caso, es una persona que en este país tiene que ajustar cuentas con la justicia.

Me entristece ver como figuras detestables se convierten en héroes al estilo de Chucho el Roto y se ganan la simpatía de la gente. Platiqué con dos personas que audicionaron para quedarse con papeles secundarios de La ingobernable. ¿Por qué les hubiera gustado participar? La respuesta que me dieron me hizo un nudo en la garganta: es una oportunidad de trabajo que no se podía deshechar y la forma de denunciar lo que está mal hecho. Me enternece que estos jóvenes crean que una serie de ficción contribuye a destapar lo que está mal hecho. Pobres.

Si de denunciar se tratara, debería ser congruente y explicar a carta cabal sus nexos con el narcotráfico. Pero, ahora va por el mundo poniendo cara de inocente, haciéndose la víctima y creyendo que hay más ingenuos a los que les puede acentar un anzuelo mientras abren la boca. Lamento que haya muchos que se ensarten ahí. Por lo pronto, quienes anuncian y quienes toleran esos anuncios ya sabemos de qué lado están. 

Me apena ver el poco respeto que merecen las víctimas del narcotráfico. Los que fueron asesesinados a manos de un sicario cruel son niños, embarazadas, ancianos, hombres y mujeres que encontraron la muerte en forma abominable. Ni él es un Robin Hood ni ella es Lady Marion. Mas bien al revés. México está convertido en una narcofosa. Si rascamos en cualquier lugar, podríamos encontrar restos mortales de alguien. De alguien que desapareció y que puede estar siendo buscado, al que tal vez extrañen, a la que echen de menos. Gente que hace falta. Personas con nombres y apellidos que fueron víctimas.

 Me tranquilizan al decir que pronto quitarán toda esa publicidad, me molesta que no la retiren por incorrecta sino porque se acabará el tiempo que pagaron para anunciar la serie que tiene como protagonista a una probable delincuente. La falta de congruencia es terrible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: