México no pagará el muro

A veces parece que el mundo se descoloca. ¿Cuántas veces hemos escuchado a Donald Trump decir que México pagará su publicitado muro? Han sido tantas que no creo que alguien lleve la cuenta. Han sido menos y hubiéramos querido que fueran más, las que el Presidente Peña le ha contestado: México no pagará el muro. Luego, lo han repetido el Canciller Videgaray y el Secretario Osorio Chong y los senadores y diputados. Las posturas se dividen en dos bloques y ambas se han convertido en un rumor tan constante que ya casi ni lo percibimos. Pero, estas palabras en labios distintos ya no se escuchan igual.

Resulta que Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana del Senado de Estados Unidos dijo que México no pagará por el muro. Al decirlo, las palabras adquirieron potencia y muchos lo volteamos a ver. El señor McConnell pertenece al mismo partido que Trump. Imagino es sofocón que se habrá llevado el Señor Presidente al enterarse que el que le debía servir de puntal ya le llevó la contra. No es la mejor opción, respondió a pregunta expresa. Entonces, las fichas del tablero mundial se mueven de lugar y se colocan en un lugar distinto.

La construcción de un muro fronterizo, más allá de las implicaciones éticas, es un sinsentido. La ocurrencia de Trump que se volvió su grito de campaña es un monstruo que creció sobre piernas de sal. Por un tiempo, se ha sostenido en pie, pero no tardará en derrumbarse. Es un desperdicio de recursos que serán echados a un bote de basura, es un dinero que irá a parar a bolsillos que son improductivos. Eso, hace sospechar. 

Pero, echar las campanas al vuelo no es buena idea. Trump es necio. Desde luego, es agradable escuchar palabras cuerdas de un hombre que tiene posibilidades de frenar un caballo desbocado que corre rumbo al abismo. México no pagará el muro y, espero, que ya no siga pagando los platos rotos. Espero que México ni pague el muro ni siga poniendo los muertos mientras del otro lado nos siguen vendiendo las armas. Espero que se frenen las operaciones de los carteles de las drogas, los mexicanos y los que operan en Estados Unidos, porque la mercancía no se mueve ni se distribuye sola. Espero que si van a detener algo, sea el consumo de drogas que les destruye el cerebro. Eso espero.

Lo cierto es que leer las declaraciones de McConnell me hace esperar que los rumbos vayan optando por la cordura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: