89 entrega de los Oscars

No sé, cuando las cosas deben ser perfectas y un detalle absurdo las echa a perder, a mí me da por sospechar. A partir de ya, las culpas se estarán repartiendo y las responsabilidades se estarán fincando. Culparán a la producción y sospecharé aún más, ni modo de que en tantos años, los señores organizadores no tengan experiencia. Culparán a los pobres de Faye Dunaway y a Warren Beatty a quienes empezaremos a ver seniles a pesar de que, tal vez ellos no hayan sido los culpables. Culparán al formato, a la lluvia, a las estrellas, al clima, al animador, y la liata crecerá y crecerá como la hiedra del cuento de Juanito y las habichuelas mágicas.

Lo cierto es que al final, todos salieron perdiendo. El premio más importante de la noche no fue ni para  Dios ni para el diablo. Para los de Moonlight, recibir un premio en esa forma les debió saber a cenizas, fue como recibir las sobras frías de la cena. Para los de Lalaland la humillación mayúscula no los dejará festejar los triunfos que sí tuvieron. Semejante metida de pata, me hace sospechar.

Ya no hablaremos de los hermosos vestidos de Emma Stone, de Halle Berry o de Viola Davis. No opinaremos sobre los dulces y las donas que cayeron del cielo, ni  de lo poco que dijo Casey Afflek en comparación del maravilloso discurso de Viola Davis que siempre es impecable. No comentaremos de los miembros de la academia que murieron y que fueron honrados, ni de la música, ni de la calidad de las películas. Nos quedaremos con la cara avergonzada de Warren Beatty tratando de explicar lo que sucedió y se nos metera al cerebro la frase No es una broma, Moonlight ganó, y a partir de eso el mundo se quedará con la boca hasta el suelo, esperando una explicación plausible de lo que sucedió.

La expresión de Ryan Gosling lo dice todo. La cara de Emma Stone no deja nada a la imaginación. La rabia de Fred Breger y el valor con el que Jordan Horowitz enfrentó a las cámaras para decir que Lalaland no era la ganadora quedarán para los anales. Memes irán y vendrán. Se hará una fiesta sobre el tema y lo que tanto valió de esta entrañable ceremonia se irá volando y se desvanecerá como el humo.

 Mientras tanto,  me quedo sospechando. En esta ceremonia 89 de entrega de los Oscars hubo un gran acento político. Hubo críticas a la estupidez, hubo declaraciones directas como la de Gael García a quienes muchos criticarán por oportunista y al que yo aplaudo por haber aprovechado el micrófono para hablar y dar la cara por los mexicanos. Pocos hablarán de Ashgar Faradhi, el director de Salesman quien no fue a recibir el premio en protesta por el agravio que Trump y su gobierno habían hecho contra los inmigrantes de siete países musulmanes. Nadie hablará de la dignidad de sus palabras ni de la valentía de la científica iraní Anousheh Ansari, que leyó un comunicado en nombre de Farhadi.

Claro que me hace sospechar que mientras todo esto sucedía, Donald Trump, maniático del Twitter estuviera calladito, sin teclear una sola palabra. El daño está hecho, como en la pirinola pierden todos: la Academia queda rostizada, Warren Beatty y Faye Dunaway se ven reducidos a los personajes que regaron el tepache y mancharon la noche, aún si ellos no tuvieron la culpa, y —si la tuvieron, por gallardía alguien cargará la responsabilidad, ni modo que los dejen achicharrarse así solitos—, pierden los ganadores y pierden dos veces los perdedores. Pierden todos los beneficiarios del apoyo político de actrices y actores, productores, directores y de todos los que hicieron  voces en favor de la inclusión. Díganme, ¿quién ganó con esta lamentable confusión? 

En serio, es para sospechar, ¿a poco no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: