Roger Federer

Hablar de lo favorito, de lo admirado, de lo sorprendente que se ganó el corazón tiene la dificultad que entraña tropezarse con las palabras. Es tanto el entusiasmo que a lo largo de los años ha despertado Roger Federer en el corazón, lo siento tan dentro de la piel que, después de tanto tiempo de dedicarme a esto y de ser su fanática, es la primera vez que escribo de este grande. No hay disimulos, mi corazón siempre ha estado en la cancha de lado de este campeón. Ninguno me parece mejor que él. Ni modo, en el amor no se manda. Soy federista, desde siempre. 

Roger Federer es el hombre que hace ver al tenis como un deporte que se juega fácil, la forma en que despliega el brazo, el estilo para golpear el revés, la sencillez con la que domina las líneas y saca un servicio as, la bien que se planta para abanicar la raqueta, en fin, todo parece tan sencillo, aunque no lo es. Es él quien con el espíritu que tiene y que refleja en la cancha, logra ese efecto. Un hombre que jamás bajó el corazón y que siempre tuvo la cabaeza bien colocada en los hombros. Los fracasos no lo hundieron y las victorias no lo marearon. 

Dice que de joven le ganaba el temperamento y luchaba contra los berrinches. Supo dominarse a tal perfección que se convirtió en el jugador más correcto. Lo he seguido desde que ganó su primera copa, nunca lo vi romper una  raqueta, torcer la boca, gritar o hacer alguna patanada. La gallardía de Roger Federer elevó los niveles del mejor deporte del mundo: el tenis. 

El orden, la disciplina, las buenas maneras muestran en Roger Federer que dan frutos extraordinarios. Tanta emoción nos ha hecho vivir, que aún después de haber jugado por mas de veinte años, todavía es capaz de ganar el Abierto de Australia, con treinta y cinco años de edad y tenernos despiertos en la masrugada para verlo jugar en tiempo real. Los fanáticos de deveras no nos conformamos con una repetición a una hora más adecuada. Físico extraordinario que se combina con una mente clara que ha sabido tomar buenas decisiones. La imagen de Roger Federer es limpia, jamás un escándalo, pocas lesiones, siempre se cuidó, no se excedió y los resultados de esa ecuación dan al mejor jugador del mundo de la Historia del tenis. No ha habido uno mejor. Lo digo porque es mi ídolo y porque los resultados me avalan. 

Desde la pantalla de la televisión, lo vi ganar cada partido. En la Philippe Chatrier lo vi perder dos veces ante Rafa y lo vi la única vez que elevó la copa del Roland Garros. Disfruté casi todos los juegos que lo han llevado a ser lo que es. Espero seguir gozando de ese privilegio de verlo en la cancha y sé que ese gozo no será eterno. ¿Qué será del tenis después de Roger Federer?

No sólo por la maestría que muestra al empuñar una raqueta, sino por la caballerosidad y grandeza de alma que deja en las canchas. Al ganar este torneo en Australia, después de recibir la copa de manos de Rod Laver, miró a Rafael Nadal y le dijo que compartía con él ese triunfo, sin él nada hubiera sido tan espectacular. ¡Viva, Roger Federer! 

No hay forma, las palabras quedan chiquitas ante la grandeza de un hombre que se ha metido en la cotidianidad de nuestras vidas y nos ha dejado saborear lo que es la majestuosidad que nace de un espiritu grande. Mil años más quisiera verte jugar, querido Roger. Millones de gracias por tantas sonrisas que tu juego me ha regalado. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: