Palabras vacías

Escucho al presidente número cuarenta y cinco de los Estados Unidos de América pronunciar su discurso inaugural y siento un hueco en el cerebro. De repente, siento que el significado de las palabras ha cambiado, que ya no quieren decir lo mismo. Pareciera que más allá del significante, lo que pronuncia Donald Trump son burbujas que le salen de la boca y que van reventando en el aire. 

Lo oigo decir que la era de las palabras vacías se ha acabado y que con él empieza la época de la acción. Curiosamente, el dicho no encuentra una base de sustento. Sus palabras son lo contrario a lo que expresa. No hay nada en ellas, están infladas de aire, tiene la profundidad del necio, la reflexión del vacuo, la fuerza del presuntuoso. Están construidas sobre bases arenosas, pero en medio de los aplausos, las caras bonitas, los trajes tan finos, hubo quienes se tragaron el anzuelo y vitorearon a un hombre que dice una cosa y obra otra. El discurso inaugural fue corto, oscuro, con un tono desafiante.

Planteó un escenario casi gótico, en el que describe a un país en ruinas, casi un cementerio lleno de tumbas que necesitan a un Mesías que los venga a revivir. Los que aspirabamos ver una transformación entre el candidato y el Presidente, nos hemos desilusionado y no ha sido gratuito. Trump es consistente, es lo que es y no parece haber material para desarrollar otra cosa. 

Dijo que no habría más palabras vacías y que pasaría a la acción. Desde luego, no dijo qué acciones, ni mucho menos cómo piensa cumplir tanta promesa, ni como le va a hacer para controlar el odio que desató en campaña. Agradeció la presencia de expresidentes y de inmediato dijo que va a hacer las cosas diferentes pues piensa hacer grande a Estados Unidos otra vez. Los señores pensarán, ¿cuándo dejó de ser grande? y ¿quién es responsable de la pérdida de esa grandeza? Más aún, ¿qué entiende él por grandeza? 

Veo la cara de Obama serio, con los ojos cerrados, veo a Michelle mirando al cielo como pidiendo al Dios que Trump está invocando, un poco de cordura para el himbre que sucederá a su marido.  James Carter aprieta los labios, George Bush se mira la punta del zapato. ¿Sentirán ellos alguna responsabilidad en la pérdida de la grandeza a la que su nuevo presidente alude? ¿Les gustarán los cambios que anuncia este sujeto? Tal vez estén inquietos, al ver que el señor habla de olvidarnos de las palabras vacías y el contenido que escuchan es igual a nada. ¿Cuáles cambios?

La cara de los Clinton refleja la palabra fracaso por todo lo alto. Escuchan el discurso y seguro estarán pensando, ¿cómo le hicimos para perder frente a este personaje? La humillación debe ser total y abrumadora. Una vuelta de tuerca tiene puesto a un hombre tan extraño a punto de entrar en funciones en la Oficina Oval. ¿Habrá ellos contribuido a empequeñecer a los Estados Unidos? Make America grat again, las palabras sacuden, ahí entre los invitados están los que tomaron las decisiones que achicaron a su país. Claro, según su mandatario. Vaya manera de inaugurar.

De entrada, ya dijo. Le declaró la guerra ISIS, habló de recuperar fronteras, de comprar productos con la etiqueta Made in USA, generar empleos para los americanos, devolverle el lustro al país que va a gobernar. En la época de la postverdad, escuchamos uno de los discursos inaugurales más vacíos. No hay un documento histórico en que se recupere la posibilidad de unir a la gente que se encargó de dividir. Ya está aquí, un hombre que sabe vender espejitos. 

No hay duda, sus palabras sin vacías, a pesar de que diga lo contrario. Ya llegó su momento de verdad. Prometió y va a cumplir. Prometió mucho, vamos a ver cómo aterriza esas promesas. Desde afuera, nos sorprendemos. El populismo más ramplón tiene una silla poderosa. Es increíble que ante tanta feivolidad, haya tanto aplauso. Mientras de la boca de Trump siguen saliendo burbujas, la gente lo aplaude con frenesí. Sin duda, cada pueblo tiene los gobernantes que merece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: