El consumidor final

Apretarnos el cinturón es el mandato que recibimos de nuestras autoridades. Parece que la presión inflacionaria los tiene sin cuidado y alegremente suben tarifas de los servicios proporcionados por el Estado. Da la impresión que no les interesa el efecto multiplicador que pega a las variables marcoeconómicas y mucho menos les interesa el consumidor final. La cadena de precios, subirá. Cada eslabón tratará de repercutir los aumentos de precio y pagará el último de la fila. Nos ordenan apechugar, mientras las mesas de cada familia se ven menos llenas y los bolsillos quedan más bien escasos. 

Con un golpe en el escritorio, nos mandan a callar. Ni le hagan al cuento, esto no tiene vuelta de hoja. Agitan las aguas y su arrogancia no les deja ver que no está el horno para bollos. Parece que no aprenden, el país tembló ante las protestas por las pésimas negociaciones que se llevaron con la implantación de la Reforma Educativa. Los decretos arrogantes trajeron tomas de carreteras, protestas violentas y muertos. Víctimas. Gente que perdió la vida por no haber privilegiado el diálogo. ¿Vamos a repetir la misma fórmula? No se entiende por qué seguir por el mismo camino que ha traído tan malos resultados.

Sube el precio de los combustibles, gasolinas, diesel, ¿gas?, luz. Suben las tarifas de las carreteras. Suben los impuestos locales como el tan inconstitucional impuesto a la nómina y el predial. Se inventan impuestos especiales: al turismo, a las bebidas azucaradas, alcohólicas, la recaudación fiscal está en su mejor momento — lo cual es magnífico—, las amenazas de una auditoría fiscal electrónica está a al órden del día —lo cual es terrible—. Ante tanto incremento y tanta amenaza, los que pueden, repercuten los incrementos y el que termina pagando es el consumidor final. 

En el último eslabón de la cadena de precios, la situación no luce nada favorable. La gente común y corriente depende de un sueldo que no se incrementa en las mismas proporciones. En las calles nos enteramos de que el fenómeno del subempleo —emplearse por debajo de las capacidades reales, con ingresos menores— va en aumento. Entonces, o se ingresa más o se gasta menos. Ingresar más está complicado, no hay tantos puestos de trabajo y si hubiera, el tiempo es una limitante, hay que descansar. No se puede trabajar las 24 horas del día. Gastar menos incide en el nivel de vida, deteriora la calidad y poco a poco se empieza a perder poder adquisitivo. 

Si la gente gasta menos, la economía se frena. ¿Será que no lo podemos entender? 

La gente se irrita, se desespera. Sale a las calles a protestar. Hay tomas de carreteras, protestas en 30 de los 32 estados de la República. Por otro lado, vemos que estamos padeciendo los efectos de la generación política más corrupta y más voraz. La impunidad avanza a tambor batiente y el dinero que ganamos con el sudor de la frente alcanza para cada vez menos. Da coraje. ¿Así pensamos enfrentar las amenazas que nos vienen del exterior? 

Necesitamos estar unidos. Pero, en una falta de sensibilidad, nuestros líderes hacen enojar a la gente. Además los servicios con precios aumentados son pésimos, de calidad ínfima. Es increíble que siendo productores de petróleo. Paguemos combustibles tan caros, claro, la mayor parte del precio son impuestos. Impuestos que se ven reflejados en casas, autos, joyas, aviones, yates de líderes rateros en vez de verlos en infraestructura. Nuestras refinerías están a punto de caerse, resulta más barato importar combustibles que hacerlos en casa. Total, ahí está el consumidor final que todo aguanta, que todo soporta.

Y, mientras el consumidor final padece, las carreras electorales inician y los dispendios siguen. Por eso, las protestas, los gritos y los sombrerazos están a la orden del día. Nos mandan a apretarnos el cinturón, pero los demás eslabones de la cadena de precios no padecen tanto como el último, al que le toca apechugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: