Las razones del General Cienfuegos

El Secretario de la Defensa Nacional, el General Cienfuegos habló fuerte. La función del ejército es el cuidado de la soberanía de la nación y de la seguridad del país. No estudiamos para perseguir delincuentes, dice y pide regresar a los cuarteles. El Ejército Mexicano y la Armada se están desgastando y su figura se deslava. Nuestros soldados pierden brillo y respeto mientras asumen responsabilidades que no son de su competencia. Son diez años en que los hemos puesto a luchar contra el narcotráfico y, con ese pretexto, los hemos sometido a tareas ridículas. He visto soldados controlando el tránsito en Acapulco mientras los policías municipales están comiendo tamales en la esquina. Sin duda, el General Secretario tiene razón.

Fue Felipe Calderón quien los sacó a las calles en un acto desesperado al ver la podredumbre que había en los sistemas policiales de estados y municipios. El plan era que el Ejército entrara provisionalmente en tanto se construía un cuerpo policial digno. No ha sucedido, todo lo contrario, alcaldes y gobernadores le echan la bolita a los militares, se lavan las manos y se desentienden. ¡Qué los soldados se las arreglen! Y, claro, las abolladuras se las lleva una institución que ha servido con valor a la Nación.

No ha permanecido impoluta, la ha tocado la corrupción, se ha manchado y sus altos mandos han caído en la tentación. Pero, si comparamos los fallos de las fuerzas militares contra los resultados de civiles como jueces, gobernadores, alcaldes, procuradores y anexas, el Ejército Mexicano brilla en eficiencia. No podemos decir lo mismo de los policías que no gozan del   respeto de la gente. En general, un policía genera una sensación de miedo que de seguridad. Al pensar en un policía, lo primero que se viene a la mente es la palabra extorsión. Un soldado, en cambio, tiene más reconocimientos. Pero si seguimos así, al rato un militar perderá la imagen de respeto.

No estamos haciendo la tarea, los policías también están solos. Por lo general, no tienen uniformes completos, ganan poco, si les faltan al respeto no hay sanciones, nadie les garantiza su propia seguridad y no están bien capacitados. Si seguimos dando funciones policiales al Ejército Mexicano, terminaremos con unas fuerzas armadas que no hacen lo que deben y que se irán desbaratando entre la mala imagen y la falta de apreciación. Sería bueno que cada quien hiciera su parte.

Dice el General Cienfuegos que las fuerzas armadas están en la incertidumbre y que están al límite del desacato. Les conviene dejar de obedecer que ser sancionados por andar haciendo lo que no les toca. Urge aprobar una ley de seguridad nacional. Pero, todos tienen que trabajar, no sólo los soldados. Los legisladores tendrán que asistir al congreso, los jueces deberán hacer que el sistema penal acusatorio funcione, las autoridades deben de hacerse responsables de aquellos temas que les pertenecen en vez de dejar todo en manos de una institución que hace lo que no debe, que pone su grano de arena y que además es criticada. 

Se entiende que el General Secretario diga que ya se enfandó de ser el úncio que pone a su gente a trabajar, mientras otros se llenan los bolsillos de dinero, pactan con los malos, se hacen los tontos, juzgan su actuar y de plano ni se mueven. Ver militares controlado el tráfico es lamentable. Estoy de acuerdo con el General Cienfuegos, los militares no estudiaron para eso, ni para patrullar carreteras, ni para morir emboscados trasladando a un herido que también era un maleante. Un militar no debería estar enfrentando a maestros inconformes, ni conteniendo a manifestantes, ni recibiendo bofetones de señoras que reciben ordenes de líderes políticos inconfesables, ni asoleandose mientras ven que los que deberían estar haciendo su trabajo, están plácidamente perdiendo el tiempo.

Las razones del General Cienfuegos son atinadas, pertinentes y bien expuestas. Es tiempo de mirar al Ejército Mexicano, de escuchar sus razones y regresarlo a sus cuarteles, es tiempo de que cada quien haga lo que le corresponde. ¿Habrá quien lo escuche y se ponga a trabajar? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: