El papel de Vladimir Putin

Me imagino a Vladimir Putin sonriente, acariciando a un gato, sentado en su oficina viendo el mapa del mundo. Mientras los ojos se centran en lo que sucede en Estados Unidos, en Asia, en Europa, en Africa, él mueve los hilos de sus marionetas. Así, sin hacer mucho ruido, sin llamar mucho la atención, pone a sus personajes en acción e ilumina los colores del mapamundi como mejor le conviene. Deja que otros sean los que griten y él sonríe. Que se preocupen otros, dirá y le rascará la espalda a su gato que ronrroneará complacido.

Entretanto, al otro lado del mundo, en el Capitolio, el ala demócrata se rasca la cabeza pensando qué fue lo que salió mal. Se devanarán los sesos tratando de comprender cómo le hicieron para perder La Casa Blanca teniendo una candidata tan preparada, que ganó todos los debates y se les hace bolas el engrudo al darse cuenta frente a quien perdió. El personaje impresentable, el misogino, cínico, ignorante, la representación más burda del estadounidense, la cara del gringo que no sale de su casa y quiere juzgar al mundo, el manotas que todo destruye no tenía posibilidades de sentarse en la Oficina Oval y ahí está. Unos empiezan a sospechar que algo anda mal.

Además, la evidencia revela a una mayoría votante sufragando en favor de Hillary Clinton y un colegio electoral que permite que alguien que no fue el más votado llegue a ser Presidente no jugó a facor del ala demócrata, pero hay suspicacias y ¿cómo no? Estados Unidos está dividido y ve como su futuro presidente avanza haciendo ganzadas, llamando a líderes de países como Taiwán, haciendo enojar a China, jugando al tío lolo con México, amenazando a sus connacionales para que no slagan de su país, y Putin sonriendo. No se trata de ser un mal perdedor, pero como que hay algo que no embona.

No el balde, el periódico inglés The Gardian reporta que el Presidente Obama está recibiendo mucha presión para que revele el papel que jugó Rusia en las elecciones de los Estados Unidos. Obama guarda silencio y aguanta con estoicismo, de nada vale. ¿Creerá que si abre la boca será peor? Trump sale a declarar que Rusia no manipuló nada. Los que estamos observando pensamos que eso de andar dando explicaciones no pedidas, es muestra de una acusación manifiesta. El presidente electo se pone de cuernos y se va de cabeza.

Putin sigue sonriendo y cómo no. Mueve los hilos de sus marionetas y las cosas le van saliendo bien. Mira los resultados tras bambalinas y ve a sus criaturas respondiendo a sus deseos. El brillo en sus ojos da cuenta de que las cosas le van saliendo bien, pondrá palomitas en diferentes lugares se su mapamundi y pintará las cosas del color que mas le gusta. Y, le ganará la risa al darse cuenta de dónde es el lugar en el que mejor le están saliendo las cosas. Claro, como dije desde el principio, eso es lo que me imagino y la imaginación es eso. Sin embargo, puede parecer verdad, ¿o no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: