Día de gracias

La única fiesta de la tradición estadounidense que verdaderamente me gusta es el Día de gracias. El agradecimiento es ese sentimiento   de estima y reconocimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un favor o prestado un servicio, por el cual desea corresponderle. Es, asimismo, una actitud de vida que tiende un lazo de respeto por los logros y beneficios recibidos. En suma, la gratitud es un antónimo de la soberbia.

Agradecer es entender con humildad que alguien tuvo la generosidad de tender la mano. El soberbio, por el contrario, está seguro de que sus méritos fueron suficientes para conseguir lo anhelado. Una persona agradecida sabe reconocer sus propios méritos y puede ver con felicidad que hubo alguien que estuvo en el momento en que se requería un impulso, un consejo, un puente y sabe dar las gracias. 

El que se ensoberbece, cree ser merecedor de todas las atenciones y autor de todos sus bienes. Un soberbio es también un ciego que no sabe ver más allá de su ombligo, es un ser pequeño que se cree el autor del mundo y lo embarga un sentimiento de valoración excesiva sobre sí mismo que generalmente lo lleva a tratar con desprecio a quien le rodea. La soberbia vuelve a las personas distantes y, en una dicotomía extraña, también lo vuelve ávido de aprobación de los demás. Este apetito desordenado por el aplauso ajeno choca con la altivez y genera un círculo vicioso semejante a la serpiente que se muerde la cola.

El agradecido es una persona que sabe hablar de sus éxitos y da crédito a quien está a su alrededor; sabe asumir el control de las situaciones y también sabe hacerse a un lado cuando eso es lo mejor para el bienestar general; se alegra con los triunfos ajenos y extiende la mano para dar una felicitación a quien le va bien; acepta la crítica y tiene la capacidad de desandar los pasos mal andados y reparar lo que se lastimo; sabe ofrecer disculpas. Y, por sobre todo, sabe peonunciar con facilidad la palabra gracias.

La escencia del agradecimiento es la sinceridad. La recompensa de la gratitud es la felicidad. No es una reducción cursi, es la verdad. El que cree que todo lo merece se topa con la amargura, vive creyendo que más merece porque más vale. La soberbia, dice San Agustín, no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano, y puedo   agregar que lo que está enfermo tarde o temprano duele. Además, como dijo el Rey Salomón, donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; pero donde hay gratitud, habrá sabiduría.

Por eso, dar gracias es ponerse en armonía con el Universo y eso genera alegría. La buena noticia es que  el agradecimiento cabe en cualquier corazón bondadoso, lo mismo si es ateo, agnóstico o creyente; los ingredientes básicos para generarla son la humildad y la inteligencia. La mala noticia es que estos ingredientes están bastante escasos escasos. Basta ver a nuestro alrededor para enterarnos de lo enajenados que estamos con nosotros mismos, del miedo que nos da lo que es diferente, de la amenaza que nos impulsa a marcar territorios y elevar muros. Las imagenes del día de gracias que hoy festejan los estadounidenses llaman a la reflexión.

Mejor, nos reunimos a agradecer todos los bienes que hemos recibido. Mejor, nos alegramos de las maravillas que nos han pasado este año. Mejor, miro a los ojos y con sinceridad digo gracias. Especialmente, gracias a cada uno de ustedes que se siguen asomando a ver lo que estoy pensando. Feliz día de gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: