La palabras de Theresa May

Pensar en políticos que dicen una cosa y hacen otra no es sorpresa en ninguna parte del mundo. Ver que la impecable flema inglesa se resbala y cae en lo mismo, causa ese tipo de escándalo que levantan polvo y luego todos olvidan. Le tocó a Theresa May, Primera Ministra de Gran Bretaña, quedar expuesta. Se tropezó con su propia lengua y el periódico The Guardian la puso en el balcón. Ella que hizo del apoyo al Brexit bandera y catapulta para escalar peldaños, en reunión con ejecutivos de Goldman and Sachs expresó su preocupación sobre lo que implicaría dejar Europa si el referéndum daba como resultado salir de la zona de libre comercio.

Más allá de la incongruencia que raya en la hipocresía, las palabras de May reflejan la preocupación real que significa bloquear el flujo de personas y mercancías de y hacia la Gran Bretaña. Lo demás, son discursos populistas que se valen del odio y el miedo para solventar intereses particulares que se disfrazan de nacionalismo, de un amparo casi maternal que busca defender del perjuicio que puede traer el exterior a la isla. ¡Patrañas! Se habla del peligro de lo diferente y no se toma en cuenta que el intercambio beneficia mucho más de lo que perjudica. 

Sin embargo, el discurso que mezcla el miedo y el odio se ha difundido en el mundo. La razón es simple: trae buenos resultados para quienes lo pronuncian. La gente pierde capacidad de análisis cuando está asustada y deja de ser objetiva cuando se enoja. Los líderes que usan esos conceptos saben muy bien que ganaràn adeptos aunque, como quedó expuesto,  i ellos. Ismos estén tan seguros de sus propios dichos.

Elevar barreras, construir muros, aislarse no sólo no es buena idea, es imposible. La tecnología nos ha llevado a un mundo globalizado en el que lo que pasa en un pueblito asiático afecta a los habitantes de Londres y viveversa. Lo que pasa en París mueve lo que sucede en el desierto del Sahara, un movimiento en Michoacán puede perjudicar a Washington y lo que acuerden en Otawa modifica la vida en Shangai. La afectación, positiva y negativa, es para las grandes corporaciones y para los pequeños negocios. 

Y, aunque los miedos y los enojos tienen un sustento real, las consecuencias del aislamiento son peores que las del libre comercio. Tal como lo dijo Theresa May en privado, aunque en público diga algo diferente. No hay forma de tapar el sol un dedo, como no hay discurso que pueda frenar la influencia de una región sobre otra. La prohibición es una quimera, una aspiración tonta, prejuiciosa y al mismo tiempo inalcanzable. La ciencia nos hace ver que lo que ella ha unido, jamás lo separará nadie.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Israel
    Oct 29, 2016 @ 02:48:16

    Un gran artículo. La opinión escrita hay que juzgarla desde dos aspectos:

    en la forma, es decir, como texto en sí, y en este caso es tan bueno que te señalo la única mota de polvo que le he encontrado, y es que seguramente el corrector ortográfico té ha traicionado poniendo “parrañas” donde querías decir “patrañas”. Tan bueno es que solo tiene esa pequeña errata.

    Y en el fondo, el argumento, la secuencia lógica de ideas, que es irrefutable, se entiende a la perfección y sustenta la conclusión en hechos objetivos y muy buen expuestos.

    Se puede estar de acuerdo o no (yo, hasta la última coma), y de ahí nace la opinión del lector, que es el objetivo de cualquier texto crítico: hacer pensar a los demás.

    Enhorabuena. Lo comparto porque merece ser leído por más personas.

    Responder

  2. Trackback: La palabras de Theresa May — Artículo de Cecilia Durán Mena – El Destrio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: