El reportaje de Carmen

El domingo en la mañana amanecimos con la noticia que se había colgado en todas las redes sociales habidas y por haber, que Carmen Aristegui había hecho otra investigación especial y que nos revelaría otro dato terrible de Enrique Peña Nieto, Presidente de la República. Sin duda, a muchos nos picó el mosquito de la curiosidad. ¿Qué habrá encontrado esta mujer? Nos convocó a estar pendientes a las diez de la noche para enterarnos de sus pesquizas.

Sin duda, este hecho me dio toneladas de motivos  para enterarme qué iba a encontrar. A la hora en punto, Aristegui Noticias tenía el material prometido. Pero, a esa hora estaba la clausura de las Juegos Olímpicos de Rio, en términos del efecto que se quiso dar, la programación de la hora fue un desacierto. ¿Quién quiere competir contra un evento de cobertura mundial? Claro que gracias a la tecnología, pude ver la televisión y consultar la noticia.

La verdad, esperaba más. El anuncio del domingo fue más grandilocuente que lo que efectivamente se dio a conocer. Una noticia cargada de adjetivos hace sospechar. Sentí que se quería forzar un escándalo y que se buscaba irritar a la población. Una noticia así, se entrega sin estridencias, debe bastarse a sí misma. No hay necesidad de calificar, lo que se ve no se juzga. En esta condición, algo le sobró al equipo de investigaciones especiales de Aristegui Noticias. Se les notó la intención, enseñaron las costuras. Ese tropezón no lo tuvieron con La casa blanca, ni cuando se echaron al balcón a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ahí la investigación se paró solita, sin necesidad de mayores calificativos, lo encontrado bastaba y sobraba.

Lo que sí sirvió fue para ejemplificar a mis alumnos las consecuencias de pasar por alto el rigor académico. No estoy de acuerdo con la afirmación de que fue un error de estilo. Cuando uno no revela las fuentes consultadas, está cometiendo un error grave. Ahí falló la disciplina al transcibir un texto y citar adecuadamente porque, hay que decirlo, Peña sí menciona en la bibliografía los textos consultados. ¿Está bien? No, claro que no. Sin embargo, tristemente tenemos que reconocer que estas fallas en los trabajos que presentan los alumnos, son comunes. ¿Deberían de serlo? Por supuesto que no, pero pasa. Pasará cada vez menos ya que los académicos contamos con herramientas que nos permiten verificar si hay fuentes no reveladas, si hay material que no está citiado adecuadamente. 

Enterarme de que Enrique Peña Nieto no sabe citar en forma adecuada, no me sorprende. La verdad, tampoco me irrita. Me molesta más la incapacidad que muestra para manejar los conflictos del país. Me desespera que tolere a la CNTE, que no apoye a los empresarios que han perdido tanto dinero y oportunidad de negocio mientras se consiente a tanto vándalo, me enfurece escuchar que se apoya a emprendedores, cuando en realidad se les deja solos; me alarma que no de acuse de recibo de tanto muerto enterrado en fosas clandestinas, que el crimen organizado parece no tener freno y que las variables económicas estén empezando a rechinar. Me duele ver a tanto niño que no está en las aulas.

Con honestidad, Peña puede tener mala ortografía, pésima dicción, pudo haber mandado hacer su tesis a alguien más que en realidad , no me interesa. Eso es su problema y está en él arreglarlo o no. Lo que sí es problema de todos es ver la pobreza de recursos con la que se abordan los temas y la facilidad con la que nos quieren asustar con espejitos. Del reportaje de Carmen Aristegui, esperaba más. Seguro, levantará polvo. Pero si a Peña le falto estilo, a ella también.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Danilo
    Ago 23, 2016 @ 07:14:27

    C. Aristegui debe definir su profesión ¿Es periodista o activista política? Esas ocupaciones son mutuamente exclusivas.

    Responder

  2. ma. cristina g. canton esquivel
    Ago 23, 2016 @ 13:18:24

    Defiintivamente estoy de acuerdo contigo y en tu comentario acerca de las expectativas en cuanto al anuncio de ARISTEGUI Soy fiel seguidora de su programa y sí te confieso que me sentí desilusionada … Así lo sentí como que quería levantar ampollas.. hacer un escandalo.. Dejó mucho que desear… Espero que haya sido solo un resbalón… Saludos…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: