De armas y miedo

Según el Instituto para la Paz en Estocolmo, Estados Unidos es el primer exportador de armas en el mundo. Curiosamente, creo que también es el país que tiene más miedo y en el que el susto se convierte en la mejor arma de convencimiento para la gente en general. En el país del sueño americano, la pesadilla provoca temblores tan fuertes que la propuesta de vivir aislados, confinados por un muro, en vez de provocarles claustrofobia, causa simpatía. No se entiende mucho esta incongruencia.

Parece que el miedo que sienten, ellos mismos se lo están provocando. ¿Les gusta el dolor auto infligido? Los atentados se perpetran con armas que los propios estadounidenses están poniendo en el mercado. Cada bala, cada misil, cada tanqueta, cada avión de guerra, cada dron que ataca hoy al mundo tiene altas posibilidades de haber sido fabricado en territorio estadounidense. Según Zachary Cohen de CNN, EE.UU. es responsable de casi el 33% de las exportaciones de armas en todo el mundo —siendo, por mucho, el mayor exportador de armas del planeta— ¿pero qué países con los que más le compran?

¿A quiénes les venden? El top 10 lo completan Turquía, Corea del Sur, Australia, Taiwán, India, Singapur, Iraq y Egipto. El dato parece un despropósito, según los expertos de CNN, creen que Oriente Medio seguirá siendo un destino de primera para armas durante algún tiempo —actualmente representa alrededor del 40% de las exportaciones de armas de Estados Unidos— especialmente teniendo en cuenta el ascenso militar de ISIS. Es decir, el planteamiento de encerrarse a piedra y lodo para evitar los desaguisados que están provocando tiene un tinte de seguridad pero un origen económico. El bolsillo de alguien se llena cada que se vende un arma y no importa que muchos tiemblen de susto y se metan debajo de la cama. En todo caso, mejor.

Lo triste de la carrera armamentista es que se piensa que el cañón está apuntando a otro lado y no es así. La amenaza de las balas es genuina. La sangre que corre es verdadera. La muerte no es una ilusión. Las metralletas que tienen los terroristas le generaron utilidades a alguien y amargura a muchos más. Y, también sirve para asustar a la gente y convencerla de que el temor es lamforma de enfrentar al diferente.

Las razones del dinero no debieran ser argumento y lo son. El tema de la seguridad parece ser una argucia que incrementa la inseguridad y fomenta el miedo. Todo toma sentido en la rueda que gira dando vueltas al disparate. Unos cuentan billetes mientras otros tiritan buscando la forma de encerrarse a piedra y lodo. 

Los diez países que más compran armas dan luz del destino que pueden tener y del porque en Estados Unidos sienten que el cañón les está apuntando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: