Colosio y Ayotzinapa 

Entre el Caso Colosio y el de Ayotzinapa hay un hilo conductor que los hace semejantes, no importa lo que nos digan, ya no creemos nada. Es más, en una de esas, la verdad ya se dijo pero nos resulta tan inverosímil que la rechazamos. No hay forma de creer. Ambos casos están tan manoseados, tan sobados, tan contaminados que se nos extravió la posibilidad de encontrar lo que verdaderamente sucedió. Hay tantos intereses, tantos pareceres que sólo Dios sabe lo que realmente sucedió.

¿Por qué mataron a Colosio y por qué pasó lo de Ayotzinapa? La respuesta no queda clara. Dicen que el tiempo todo lo resuelve y ya pasaron más de veinte años del magnicidio del candidato presidencial y las cosas más que aclararse, se han desdibujado. El olvido hace que muchos hoy no sepan quién era Luis Donaldo Colosio, mucho menos se acuerdan de sus propuestas ni de sus intenciones. El personaje construido alrededor de la persona es más real que el hombre de carne y hueso. 

Si eso sucedió con una persona tan importante que pudo haber sido presidente, no hay que ser un genio para imaginar lo que sucederá con los estudiantes de la normal de Ayotzinapa. Yo misma no sé los nombres de ellos, no entiendo nada de lo que sucedió camino a Iguala ni las razones que hubieron para que estos chicos desaparecieran. Unos dicen que están muertos, otros sostiene que están vivos; unos hablan de que fueron quemados, otros aseguran que eso es imposible; unos se apoyan en la verdad histórica y otros en una hipótesis que no se ha llegado a comprobar. 

Nadie sabe nada.

A Colosio lo mató Mario Aburto, o eso nos dicen. El muchacho que apareció en pantalla después de los disparos nos resulta diferente del que nos enseñaron al ingresarlo al penal de alta seguridad. Dicen que porque lo bañaron. Unos sostienen que sí es y otros lo vemos súper distinto.  La verdad es que hay una cortina de humo negro alrededor de ese caso que nos impide ensamblar las historias del asesinato con el matón solitario.

A los chicos de Ayotzinapa les pasa lo mismo. No entendemos qué andaban haciendo en Iguala, quién y por qué los agarraron, qué hicieron para meterse en un problema de semejantes dimensiones. Y tantas preguntas que siguen sin respuesta. ¿Como le hizo el gobierno federal para mancharse las manos mientras el estatal quedó libre de sospechas? No hay forma de entender cómo unos muchachos tan jovencitos se enredaron en sabe Dios qué para quedar quién sabe dónde. 

Lo malo es que con tanto ir y venir, con tanto involucrado, con tantos intereses, la verdad se asustó y se esfumó. Como dicen en la cocina, tantas manos movieron el atole que cuándo se quemó, todos se hicieron para atrás y nadie tuvo la culpa. Como sucedió con Colosio hace más de veinte años, nos están recetando la misma fórmula. Me temo que no sabremos la verdad. Ayotzinapa, así en general, se convertirá en una leyenda. 

Será, como dice Auerbach, una figura. Sí, un compuesto que lleva algo de verdad y algo de mito. Una receta en la que se revolvieron intereses tan variados que, como en el juego, ya no supimos dónde quedó la bolita. Dicen que el padre de Luis Donaldo sí supo la verdad, tuvo ese privilegio, tal vez. ¿Será  posible que los padres de los estudiantes de Ayotzinapa ya la sepan y no encuentren forma de resignarse? O, ¿será que tantos intereses no les permiten ver la verdad? 

Entre los casos de Colosio y Ayotzinapa hay un hilo conductor de similitud, y como las leyendas de La Llorona, recurriremos a esas coplas para revolver lágrimas con cenizas y sin certeza, simplemente sospechar. Sin duda, esa incertidumbre causa algo más que mal humor. Por lo menos algunos podemos identificar el rostro de Luis Donaldo Colosio, me temo que las caras individuales de esos chicos ya se han desdibujado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: