Medir al enemigo (Truth, la película)

Parece que los dramas periodisticos están de moda. El periodismo de investigación da un paso al frente y se abre paso en los telones de Hollywood. La trama está basada en hecho reales. Protagonizada por una estupenda Cate Blanchett y un sereno Robert Redford, se trata un tema espinoso que saca ronchas: un expresidente y el cumplimiento del deber. George W. Bush es subido a la palestra para cuestionarlo sobre si recibió provilegios que le evitaron ir a Vietnam y la veracidad sobre su servicio militar. En fin, la fórmula que muchos periodistas andan buscando: poner en entredicho a un poderoso. Desde mi punto de vista, esta cacería de brujas no lo es tanto, es mas bien la reflexión que se debe hacer antes de enfrentar a un enemigo poderoso.

Cate Blanchett da vida a Mary Mapes, productora del segmento periodístico 60 Minutes para la CBS y quien reúne a un grupo de colegas para investigar la veracidad de unos memorandos que ponen en duda la participación de Bush en el servicio militar en la década de los 70. A pesar de existir ciertas dudas sobre el origen de los documentos, el equipo opta por compartir la noticia con el público vía Dan Rather interpretado por Robert Redford, presentador de noticias de la cadena televisora. Apenas la noticia sale a la luz, el equipo enfrenta una serie de cuestionamientos sobre de la veracidad de los documentos presentados en televisión, poniendo en riesgo sus carreras profesionales y su integridad.
La historia es sobre la guerra que enfrentan este grupo de periodistas. Las cosas no salen bien y van de mal a peor. La película es fiel al presentar a Mapes como una mujer con buen olfato que se precipita. Piensa más en las glorias que el material puede traerle, en premios y reconocimientos que en los peligros que se engendran al meterse con un poderoso. Es presa de la ingenuidad. No mide las reacciones que puede tener un presidente en funciones y que, además está en campaña. Tampoco prevé las reacciones de sus empleadores.

Todos sabemos que George W. Bush logró la reelección. 

El equipo de contrataque no se pone frente a la pantalla. Sin embargo, queda claro que hicieron bien su trabajo. Lograron poner en evidencia los descuidos, que por las prisas, cometió el grupo de 60 minutos. Los precios de las urgencias de la televisión se sobreponen a la meticulosidad que debe haber en una investigación periodistica de semejante envergadura y se pagan muy caro.

Robert Redford dice como Rather que lo importante es la verdad, y se olvida de la veracidad. Lo curioso es cómo no se pone en duda si Bush fue probo respecto al servicio militar, parece que a todos les queda claro que no lo fue. El nodo del problema es si para probar la falta de probidad, se usó material legítimo o no. La verdad quedo de lado.

Me parece interesante que en medio de la discusión, se hace referencia al trabajo periodístico que sacó de la Casa Blanca a Nixón. La diferencia entre uno y otro, tal vez fue la sorpresa. Ahora, los equipos que asesoran a los poderosos ya tienen antecedentes y no se dejan sorprender tan fácilmente. Los cuidados se deben aumentar, las precisiones se deben cuidar. Una desesperada Mapes se da topes al ver como la verdad pierde relevancia y la atención general corre en otras direcciones. No puede creer que Bush tenga tanta suerte. No fue suerte.

Y, aún cuando todo esté amarrado, cuando un poderoso sea evidenciado  con las manos en la masa, no hay que ser ingenuos. Hay que medir al enemigo, evaluar las consecuencias y decidir si el esfuerzo vale o no la pena. Es una cuestión de valoración de riesgos. El peso de un pez gordo siempre es mayor que el de un periodista que cree descubrir una mina de oro. Sacarse un tigre en la rifa no es tsn buena noticia.  Meterse a patear a un grandote requiere de tener la cabeza fría y los pies en la tierra. Claro, si eso fuera así, tal vez nadie lo haría.

¿Quién quiere perder trabajo y prestigio a cambio de nada?

  

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Maricris
    Mar 28, 2016 @ 10:53:09

    Excelente película muy bien llevada y protagonizada por dos magníficos actores como lo son CATE BLANCHET y ROBERT REFDORD…..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: