Andrea creció

Las madres tenemos la costumbre de sentir que el tiempo no pasa y al mismo tiempo quisiéramos atrapar los instantes en el hueco de la mano para poder detenerlo. A veces podemos, cierro los ojos y todavía puedo ver con nitidez a esa bebita hermosa que pusieron entre mis brazos, llorando con fuerza, y siento con idéntica intensidad la emoción cuando te acurrucaste y entendí el maravilloso privilegio de ser tu mamá. Cabías en el espacio del antebrazo. Te di un beso que quise que fuera eterno. De alguna forma lo es, el contacto sigue tan vivo como lo fue aquel día. Ni hablar, parece que aún puedo arrullarte y mecerte en mi regazo.

La maternidad ha sido la mejor bendición que Dios me ha dado. En esos instantes se forjó un vínculo tan poderoso de cariño y ternura tan único y precioso que creí ya no era posible querer con más fuerza. Me equivoqué. Cada día crece y seguirá creciendo. Pero conforme pasa el tiempo, hay más motivos. Ahora al amor lo acompaña el gran orgullo que me da decir que soy tu madre. El tiempo funciona en formas curiosas en las cabezas de las madres. Dije que me hubiera gustado ver por un hoyito cómo sería el futuro. Desde luego, la realidad supera en mucho la fantasías que pude hacerme en torno a ti. Ya no necesito imaginar nada, eres una mujer mayor de edad. Por increíble que parezca, ya pasaron dieciocho años.

En la elasticidad que los recuerdos le dan al tiempo, te veo con el vestido de Primera Comunión y frente a las cámaras de Televisión Española dando una entrevista,  te veo recibiendo el trofeo del campeonato de tenis del Club Asturiano y firmando copias de tu libro en Madrid, te veo con el uniforme del Kinder Hills y hablando en la presentacion de Por escrito. Claro que el pecho se llena de orgullo. También te escucho debatiendo conmigo y dejándome claro los conceptos en los que no estás de acuerdo, te escucho dando opiniones y fijando posturas con esa forma tan dulce y tan contundente y respetuosa que te da identidad.

Siento esas mañanas en las que llegas a dormir cinco minutitos, los últimos antes de empezar el día, o las noches cuando me pides que te arrope, o cuando todavía de noche, se que sigues estudiando o haciendo tareas. Siento la alegría de caminar a tu lado en las mañanas de Acapulco, de la tarde en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, de las callejoneadas en Guanajuato, del créme bruleë en chez eux, de la arena de la playa de Holbox. Siento tanto gusto al comprobar que podemos trabajar  juntas en proyectos en conjunto.

Me muero de risa al recordar la noche en Valladolid, de ima-iname con bigotes, de Vito echándose a nadar en la alberca, de vamos contra corriente, o al verlas a tu hermana y a ti hablando en esos códigos que nada más ustedes entienden. Haz llenado mi vida de alegrías maravillosas y mis momentos de los mejores motivos.

Haz crecido, Andrea. Haz ganado una estatura. Eres fuerte. Ya eres grande. Miro al cielo y digo, esta es la niña que le pedí a Dios. Soy esa mujer que se arrodilló frente a ti para pedirte a esta nena que hoy ya es una mujer. Te pido por ella, como lo hice entonces, como lo he hecho estos años, como lo hago hoy y lo haré siempre. Me escuchaste, señor. Me concediste la petición con la generosidad que te caracteriza, siempre dándome más. Andrea es la mejor prueba de ello.

Te pido para mi hija, que la bendigas siempre, que la tengas siempre rodeada de ángeles, custodiada por arcángeles, que los santos la cuiden y tu madre la tenga sostenida de la mano. Y tú, Dios vivo y único, guárdala en el corazón, muéstrale tu rostro y tu misericordia.  

Insisto, las madres tenemos ese anhelo de detener el tiempo en el hueco de la mano. ¡Qué bueno que no podemos!

Andrea, mi hija, creció. Ya es mayor de edad.

¡Feliz cumpleaños, mi niña! 

  
  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: