Entre cómicos y narcotraficantes

  • Hay líneas muy tenues que ponen a unos en un lado y los separa de otros. Sin embargo, los extremos se tocan y resultan tan similares. Hemos visto como en estas guerras, tanto policias y ladrones tienen una facinación por el mundo de la farandula. Parece que ambos grupos encuentran a la gente del espectáculo como buenos adornos que decoran bien y son una compañía agradable. Resulta que ambos lados de la recta tienen el gusto por las caras que se hacen famosas en las pantallas.

No es nuevo ver fotografias de estas celebridades sonriendo frente a maleantes. Tampoco nos resulta desconocido enterarnos de los que les sucede a estas personas que conviven tan de cerca con narcotraficantes, secuestradores y a ese tipo de finas personas. Lo malo es que la frivolidad exagerada se acerca peligrosamente a la estupidez. Andar de fiesta entre lobos es muy arriesgado.

Los narcocorridos, las narconovelas, los programas de crimen organizado son interpretaciones fantasiosas de las tragedias que   efectivamente suceden a diario. Tristemente, la trivialidad, la ignorancia y la indolencia hacen que personajes como Sean Penn, Kate del Castillo y tantos otros hagan declaraciones en las que ensalzan a un matón y ofenden a las víctimas de estos criminales. Se toman fotos, se hacen videos, brindan y conviven sin reflexionar en el mal que han hecho a sus semejantes. Se arropan en la libertad de expresión y sin reflexionar se arrojan alegremente a los brazos de grupos de alta peligrosidad. ¿Cuántos, creyéndose encantadores de serpientes, han encontrado un desrino fatal?

No me queda claro que querían hacer Del Castillo, Penn y Guzmán en una reunión. Me parece que han de ser muy buenos clientes del Chapo y en esa condición, el señor Guzmán Loera los recibió. ¿Estarían ellos buscando una nueva línea de negocio y él nuevos socios? ¿Buscaban hacerse una fotografía para ponerla en la sala de la casa? Lo más seguro es que estuvieran pidiendo un descuento por volumen para su consumo personal. Sólo ellos conocen sus verdaderas intenciones. Así, a primera vista, no parece que hubieran ido en un afán de catequesis. Sabemos que las drogas destruyen y terminan fundiendo el cerebro y ahí está la prueba. ¿A quién en su sano juicio le parece inteligente exibir que ellos encontraron a alguien que las agencias de inteligencia internacional no ubicaron? ¿Les parecerá muy chistoso poner en evidencia al gobierno mexicano, a la CIA, al FBI, a la DEA, a la Interpol?

No lo es.

Me pregunto si estas personas serán llamadas a declarar por tener nexos con el narcotráfico. Deberían ser llamados a cuentas. Por menos, gente ha terminado viviendo infiernos. Si el brazo de la ley no llega a tocarlos o no los asusta, el lenguaje de venganzas y ajustes de cuentas de los criminales no son actos cómicos. El pozolero existe, las torturas no son parte de un guión de Hollywood, las redes delictivas son crueles y son reales.

Policias y ladrones, cómicos y cantantes no son mundos complementarios. Salir en la tele, ser cantante, actor, no debe constituir un privilegio para hacer idioteces. Lo malo es que eso se está convirtiendo en una práctica común. Lo peor es que los de un lado de la línea todo toleran, los del otro lado, no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: