La noche vieja del 2015

Esta noche vieja quiero prepararme para entrar a tambor batiente en el próximo año. Quiero que al terminar de sonar las doce campanadas haya un alumbramiento que permita que las bendiciones entren poderosas por la puerta de mi casa y recorran cada rincón hasta que cada una nos encuentre y nos toque. Al recorrerse el segundero y cambiar la fecha, deseo que la salud se adueñe del cuerpo, que la alegría habite la mente y la luz se apodere del alma; que la propseridad se acompañe de serenidad, que la inteligencia venga de la mano de las risas y que las ventanas de oportunidad se abran cuando las podamos aprovechar.  Esta noche vieja quiero tirar los pesos muertos que alentan el caminar y que hacen complicado seguir avanzando. Dejar atrás lo rancio, lo estorboso, lo incómodo, lo que no se puede soportar y hacerle espacio a la fuerza que viene de lo alto.

Quiero darle un lugar a las cosas buenas que han de venir, a las nuevas horas que formaran los recuerdos entrañables, a las sonrisas y a las carcajadas. Quiero extender los brazos y tender la mano, dejar de disimular para poner atención, enarbolar la verdad como la mejor bandera, la congruencia como sustento y el agradecimiento como el valor más alto. También, darle la bienvenida a las horas de trabajo duro, a la perseverancia que se necesita para salir adelante y a la tolerancia cuando hay que dar pasos lentos. Avanzar en la dirección correcta, con el plan de vuelo claro, con tranquilidad y esperanza.

Creo que mirar al frente con el timón bien afianzado y la compañía de Dios vamos por buen camino y evitamos convertirnos en estatuas de sal. Quiero disfrutar el trayecto y tener cuidado. Velar por los míos, defender mis cariños, resguardar ideales, elegir las palabras, estar atenta y ser amable. Sacarle brillo a mis afectos, abrazar a mis hijas y a Carlos, procurar a mis amigos, dar buen ejemplo, escuchar, estar presente. Vaciar el cuenco de las manos para recibir las nuevas bendiciones que nos esperan cada vez que amanece de nuevo.

Para hacerlo, para ser congruente, es necesario agradecer. Gracias por pasar a ver lo que estoy pensando. Gracias por los comentarios y los mensajes. Gracias porque este año crecimos el doble que lo del año pasado. Gracias porque este blog se lee en sesenta y tres países. Gracias a las quince mil personas que se han dado cita en este espacio. Gracias por las palabras. Especialmente, agradezco el tiempo que han dedicado a leer estas líneas y la oportunidad que me dan para hacer esto que me gusta tanto: escribir. Quiero seguir escribiendo.

Mirar al frente no es olvidar, es no quedarnos resagados en un punto que ya fue y no volvera a ser. No hay como olvidar un año en el que pasaron tantas cosas y tantas de ellas tan buenas. Olvidar, dice mi amiga Bibiana, no es posible: sólo los locos olvidan. Recordar ha de ser un ejercicio de agradecimiento. Reconocer a quienes ofrecieron ayuda, a los que consolaron, a los que acompañaron, a los que pronunciaron palabras duras que sirvieron para seguir avanzando, a los que hicieron bien,a los que compartieron, a los que nos protegieron y a los que llegaron en el momento adecuado. Dejar atras las ofensas y dar paso al perdón. 

Pedir perdón.

Esta noche vieja quiero que me gane la risa, y que me gane tanto que sea necesario reírse con todo el cuerpo, con toda la mente y con todo el corazón. Quiero que el buen humor sea una constante y una elección. Y, sobretodo, quiero tener la humildad de entender que todo esto que ha sucedido, que sucede y ha de suceder ha salido se la mano bendita y generosa de Aquel de quien vengo y a quien he de volver. 

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: