El dolor en París

No se entiende. No se entenderá jamás. Cuando el odio habla brota la indignación. La Ciudad Luz es atacada una vez más. Todavía no entendemos bien lo que sucedió, ni quién lo hizo. Sabemos que murieron más de cien personas. Los mataron. Estallidos como los que se escucharon en los tiempos de guerra, sirenas de carros de policías, ambulancias, confusión. Nadie sabe. Nadie entiende.

Tiroteos, bombas, rehenes, ataques terroristas coordinados. Dispararon a civiles, a niños, ataques suicidas. Ruidos sordos. Detonaciones. La gente corrió a protegerse, sin saber bien a bien qué pasaba, quién los atacaba o por qué.

¿Por qué?

Hollande conmovido frente a las cámaras, se dirige a los franceses. conmovido, cierra las fronteras. La gente se encierra en sus casas, en sus cuartos de hotel, en donde pueden. Inocentes terminaron secuestrados, los que tuvieron menos suerte murieron, los que  tuvieron peor, vieron a sus semejantes morir. Fueron testigos de atrocidades. 

Entender, ¿cómo?

Las autoridades ordenaron que nadie saliera a la calle. ¿Qué lleva a alguien a odiar tanto? ¿Qué lleva a un semejante a elevar la quijada de burro para matar? Imposible entender. No hay forma. El odio es inexplicable. El luto de París nos viste de negro a todos.

¿Cómo se hace llegar un abrazo solidario hasta París para todos los que vivieron lo que nadie nunca debiera vivir? Que en París sea la paz.

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: