En torno al tema de la mariguana

En torno al tema de la mariguana hay muchos pareceres. En los últimos días, se agitó el avispero. Las voces se elevan para discentir o para mostrar acuerdo. Qué bueno. Estamos escuchando un sin fin de opiniones, se abre el debate se instaura el análisis, se habla del tema. Insisto, eso está bien.

Lo que no resulta tan bueno son los juicios de valor. Muchos ya elevan las cejas y crítican a los que están a favor del uso recreativo de la hierba, otros se mueren de risa de los santurrones que miran con recelo a los que fuman. Las opiniones en ese sentido son lo de menos. Son cortinas de humo que deben disiparse para entrar en el tema de fondo.

Si las opiniones son irrelevantes o importantes, no interesa. Lo que debería captar nuestra atención es el análisis científico de lo que conlleva el consumo de mariguana. Mi parecer ni el de nadie debe de fijar postura, la evidencia analitica debe sentar las bases de elección. Aquí no hay nada que juzgar, es mejor observar.

Si yo opino que fumar mariguana no es algo que yo quiera para mí o para los míos, eso es algo que debo reservar para la intimidad familiar, tal como lo es el consumo de alcohol, o el abuso de cualquier sustancia que dañe al cuerpo. Si me gusta o no, si es lo que quiero para los míos o es de lo que quiero que se alejen, debo hablarlo en casa con ellos. Como se debería hacer en torno a cualquier tema que necesite fijar una postura. 

Lo curioso es que muchos elevan el dedo juzgón para criticar y ni cuenta se dan de lo que traen a cuestas. Sabemos que el alcoholismo infantil crece, que la sexualidad se ejerce a edades muy tempranas y que los embarazos en la niñe sin cada vez mas frecuentes. No se trata de elevar torres de pureza, creo que lo mejor es hablar con los nuestros. Hay que prevenirlos. Hay que explicar. Hay que educar. 

Son los médicos, los psiquiatras, los psicólogos que han recabado datos sobre los efectos que tiene el consumo de mariguana los que necesitan ser escuchados. Es imprescindible tener información para poder tomar decisiones sobre bases sustentadas y no sobre pareceres. 

Lo cierto es que las drogas que se legalizan en otras partes del mundo aquí han generado una guerra sangrienta. Las lágrimas y los muertos se han puesto de este lado de la frontera. La prohibición para comercializar la hierba no ha desincentivado el consumo y decirle a alguien lo que debe de hacer mientras las balas corren más para un sentido que para el otro no resulta congruente.

En torno al tema de la mariguana, más nos vale que sea el análisis lo que prevalezca. Ojalá se privilegie el método científico y a partir de sus conclusiones se pueda tomar mejores decisiones. Opinar, vendrá después, pero… Primero lo primero.

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: