¿Resistencia contra el Papa Francisco?

Vaya, vaya. No será la primera vez que un dignatario encuentra resistencias ni será Francisco el primer Pontífice al que se le quiera dar un golpe de estado. Aunque parezca lo contrario, en la Iglesia hay intereses y muchos están dispuestos a defenderlos. Eso, al Santo Padre no debe sorprenderle y me imagino que tampoco debe de intimidarlo.

El Sínodo de la Familia y lo que de esta reunión consultiva resulte es un tema muy esperado por la grey católica. Muchos, como yo, que profesamos esta fe, deseamos que haya compasión, amor y comprensión. Esparamos que la directriz rectora sea inclusiva y de consuelo a los que se han sentido separados y rechazados por una institución a la que hemos llamado Madre. Una madre extiende brazos, no expulsa a sus hijos.

Una buena madre acoge. Sí, también guía, regaña, asienta valores, pero al final abraza y enjuga lágrimas. Una mala madre rechaza, señala, se escandaliza y avienta a sus hijos a las calles de la desesperación, no le interesa la tristeza de los suyos y se sienta en la tranquilidad de su hogar a juzgar y a contemplar lo buena y santa que es. 

Una peor madre, se apretrecha en su necedad, saca provecho de sus juicios y mientras sus hijitos amados sufren, ella mira a otro lado y contempla los lujos de su casa, consulta la hora y admira sus joyas, se rodea de otros hijos que la aplauden mientras ella cultiva su ego. Tambien hay de esas madres, que pueden andar de fiestas mientras Lázaro recoge los mendrugos que caen de sus mesas. Abrazan a sus consentidos y se olvidan de los que le resultan molestos.

Divorciados, homosexuales, parejas que se dieron una segunda oportunidad y hoy funcionan bien, gente de bien que quiere mirar al cielo, que se identifica con la Cruz y quiere acogerse a ella, encuentran sotanas que quieren impedir un encuentro con el Altisimo. ¿Por? Como nuevos fariseos se preocupan más  en juzgar que en ser pastores, en lanzar la primera piedra que en prestar oídos.

Lo bueno es que el Vaticano no es una democracia y que el Sínodo no es un parlamento. Lo mejor es que todos esos que ya traen la piedra en la mano pueden ser silenciados con un golpe de autoridad. El que trae las llaves de Pedro se llama Francisco y viene en serio a reformar la Iglesia. Lo que él ate, quedará atado en el cielo y lo que él desate quedará desatado, eso dijo el Buen Pastor en el que creemos los católicos. ¿Será que esos que oponen resistencia no creen en la bondad de Cristo?

Muchos que traen colgando un crucifijo ya olvidaron al crucificado. Deseo que Francisco pueda elevar la voz en favor de todos los que esperan con gozo el resultado de esre Sínodo. Ojalá que los que tienen ganas de empezar con las pedradas, se vaya  avergonzados y sea este Papa quien acoja a tantos que buscan consuelo en una Santa Madre Iglesia.

  

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Rebeca
    Oct 18, 2015 @ 19:20:56

    Excelente comentario Cecy. Ya es hora de que la Iglesia evolucione y en verdad sea ejemplo del amor al prójimo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: