Francisco en México

Una de las grandes ventajas de manifestarme abiertamente católica es que hoy puedo decir sin tapujos y sin que medie algún tipo de pudor o sin motivo de sonrojo que a mí me da mucho gusto que venga el Papa Francisco a México. 

Me da ese gusto sencillo, hasta inocente, que siente cualquier fiel. Como cualquier oveja que distingue el báculo del pastor y se alegra, así yo. Me entusiasma la figura y lo que representa. Me causa entusiasmo que desde la sede de Pedro se vuelva la vista a uno de los países en donde el catolicismo se ha anidado con mayor fervor. También, recibo con interés la noticia y espero escuchar los discursos inteligentes de un hombre que lleva un mensaje de paz. En México se necesitan palabras de paz. 

Lo curioso es como, desde los primeros momentos en que se supo la noticia, ya traían al santo padre en volantines. Que si yo le quiero dar tribuna, que si no te toca a ti, me toca a mí… Sin importar los colores, ya cualquiera aprovecha el vuelo y quiere aparecer en el reflector. Muy bonito, muy bonito. ¿Y la laicidad del Estado? Se me olvida que aquí, si Nietzche hubiera sido político mexicano, también hubiera querido apartar su asiento junto al Papa desde el primer minuto en que conociera la noticia. ¡Faltaba más!

Digo que me da un gusto sencillo y llano, así de esos que dan porque sí. Pero también espero que el Papa venga a hacer lo que sus antecesores no hicieron. Me gustaría ver al Santo Padre en una audiencia con las victimas de abuso y pederastia. Me encantaría que fuera una reunión de escucha y consuelo, alejada de medios, flashes, de miedos y consignas.

Si la iglesia es madre y una madre brinda aliento, en ese rubro ha hecho falta cuidado, compromiso y atención. Por eso, además de esa alegría infantil que me da saber que Francisco vendrá a México, también te go jna gran esperanza en ello.

  

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. bigbenantiguedades
    Oct 08, 2015 @ 18:50:16

    Suerte de ustedes que estará el Papa en tierras mejicanas, tendremos pasciencia de esperarlo venga a Perú. Creo que es un logro del Papa Francisco que mueva gente, espectativa alrededor del mundo y creo que lo especial de este Papa es que nos habla como un amigo, abriendo su corazón e imaginando los pesares de la gente común y los problemas del hombre actual. Creo que nosotros los católicos tenemos mucha suerte de tenerlo como cabeza de la Iglesia. Besos, Patricia

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: