¿Para qué sirven los delegados en el D.F.?

Veo las imagenes de edificios saqueados como si una marabunta de cuatreros hubiera entrado por la puerta trasera y se hubiera llevado todo sin que nadie se hubiera dado cuenta. Me entero de las cifras que importan obras que nunca se hicieron, que se empezaron y jamás llegaron a acabarse, de las que cobraron muchas veces su valor real, de las que recién terminadas ya estaba deterioradas. Oigo las declaraciones de los delegados que están entrando en funciones y la sangre se me sube a la cabeza.

No. En realidad, no hay sorpresas. La imagen de muchos de los delegados salientes estaba por debajo de los suelos incluso antes de entrar en funciones. Lo que sí llama la atención es que a pesar de saberlo, fueron votados. No conformes, conociendo sus malos manejos, su pésimo prestigio y el historial de deshonestidades que les antecedían, fueron votados nuevamente. Adquirieron un fuero que los permite ver, muertos de risa, como pueden seguir robando, extorsionando y haciendo el mal sin que les pase nada.

¿Para qué sirven los delegados en la Ciudad de México? Para hacer un patrimonio de forma ilegal, para malversar fondos, para forjar virreinatos más poderosos que los vistos en la Nueva España, para heredar linajes de generación en generación y para gozar de canonjías que les otorgan situaciones de privilegio que cualquier noble europeo envidiaría. Pero eso de administrar a favor de la ciudadanía y de cumplir promesas de campaña, francamente, no es lo de ellos. Tampoco trabajar.

Planteo un reto. Traten de hablar con algún mando intermedio de cualquier delegación política, vamos a ver si lo encuentran. Los únicos que van a la oficina son las personas de base, las de la línea de golpeo, que por supuesto, no tienen jerarquía para ejercer nada ni para decidir nada ni para resolver nada. Buscar a un delegado es tan sencillo como entender las teorías de los que ganan premios Nobel de física.  Ir a las delegaciones es ver trabajar a los de la ventanilla única y contemplar como los otros se espantan las moscas mientras bostezan.

Los delegados ni son presidentes municipales ni gobernadores ni nada. Dependen de todo del gobierno central de la Ciudad y no tienen autonomía para hacer casi nada. Eso sí, muchas delegaciones son tan extensas que lo poco que les dejan para maniobrar, sigue siendo un tesoro maravilloso. Iztapalapa tiene la misma población del Perú y se le puede equiparar en términos de actividad económica. No estamos hablando de cacahuates. 

Estos hijos de Alibabá se relamen los bigotes ante semejante banquete y les importa muy poco llegar a servir a la gente. La vecinocracia se ha convertido en un bastión para movilizar gente, para arengar posiciones y radicalizar problemas que se ven coronados con más canongías que van en contra de los intereses de los ciudadanos de a pie. Y, como nada sacia su voracidad, no pueden ni dejar los muebles ni las computadoras ni los autos ni nada. Jalan con todo, como si les perteneciera, y se lo llevan a otro lado, como si eso fuera correcto. 

La lógica nos dice que si nos roban algo y hay evidencia de quién fue, hay que castigar al responsable y hacerlo regresar lo que se llevó. ¿Entonces? ¿Por qué no llaman a los delegados saqueadores a cuentas? Si ellos eran responsables, que den la cara, que expliquen y digan que pasó. Pero nada de eso pasa. A nadie se le exige que regrese las cosas y nadie recibe un castigo por esos comportamientos. Es mas, todavía los premiamos con un voto que les da fuero.

¿Para que sirven los delegados en el D.F? Yo veo baches por todos lados, veo vecinos amedrentados por grupúsculos  que se benefician de la cercanía con la delegación, veo basura, falta de servicios, problemas de convivencia y movilidad. Veo exigencia y peso de la ley para los que no están cerca. Veo extorsión, cobro de mordidas y solicitud de cuotas. También veo excepciones a las reglas, beneficios y mejores condiciones para los que sí gozan del favor de los delegados.

Si para eso sirven los delegados, ¿no sería mejor que los quitaran?

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: