La carta de Felipe González a los catalanes

Felipe González dirige una carta muy lúcida a los catalanes en la que los llama a reflexionar. El documento, estoy segura, será un motivo de consulta para generaciones por venir, sea cual sea el porvenir del pueblo catalán. Desde México, la disyuntiva que se les presenta es difícil de entender, como lo es desde Francia o de Alemania. ¿Qué ganan los catalanes? Se pregunta el mundo.

En México recibimos a muchos catalanes que han salido de allá por muy diversos motivos. Es decir, no sólo han llegado los que huyeron de la dictadura y vivieron su exilio en estas tierras, sino que muchos han visto en esta nación el cuerno de abundancia que les atrae en tiempos de crisis peninsulares. Hemos recibido a mucha gente que ha llegado a probar fortuna y que a base de esfuerzos y gran trabajo, han transformado sus ilusiones en realidades más grandes que las dimensiones soñadas. Son ellos los que a la distancia, pero con el corazón puesto allá, apoyan o critican a Artur Mas.

En el extremo de las posiciones, con el respeto que da observar las posturas desde afuera, sigo sin entender las ansias de independencia que albergan algunos. La ventaja que da estar fuera de la caja es que el punto de vista está exento de pasiones. Sé que hay mucha historia que los define, que hay una lengua que se debe defender y costumbres que se deben atesorar. Sí. Sin embargo, la desconexión, como la llama Felipe González, parece darles lo mismo que les quita continuar en España. Seguir siendo parte del país ni les borra lo catalán, independizarse no los hace más catalanes.

Pero lo más importante es ¿para qué? Cuando alguien va a decidir, lo más coherente es hacer un análisis en el que se valoren ventajas y desventajas, en el que se comparen los beneficios y los perjuicios, en el que se evalúen las fortalezas y oportunidades así como las debilidades y los riesgos. En la justipreciación, si lo bueno supera a lo malo, se sigue adelante, si no, no. ¿Qué ventaja ganan con la desconexión? ¿Qué fortaleza alcanzan? ¿Qué debilidad previenen? ¿Qué riesgo evitan?

Con independencia de la legalidad o ilegalidad de lo que plantea Mas o de la necedad de cerrar el diálogo, a lo lejos pareciera que la única voz que vale es la que busca imponer una superioridad de especie que busca acallar a los que piensan que separarse no es buena idea. Los que expresan una opinión contraria a la separación se le mira con sospecha. No quieren ver que al momento de incumplir la ley, se viola la principal promesa de civilidad, cumplir y hacer cumplir la ley. Los que opinan que la desconexión trae las mismas ventajas que el que corta la manguera del tanque de oxígeno, son ignorados. No necesitamos más liquidacionistas en nuestra historia que propongan romper la convivencia y las reglas del juego con planteamientos falsamente democraticos.

En el documento, Felipe González llama a la unidad, a evitar que se desgarre esa concordia de la convivencia ya que eso puede afectar la vida de los de hoy y de los del futuro. El llamado es una pieza que vale la pena revisar. Vale para España y Cataluña, y para muchos en el resto de mundo. No son tiempos de dividir. Cada día es mayor la interdependencia entre todos nosotros: españoles de todas las identidades, europeos de la Unión, lationamericanos de más de 20 países, por no hablar de nuestros vecinos del sur o del resto del mundo.

Las pérdidas para los catalanes son evidentes, quedarían fuera de la zona euro, vivirían una situación similar a la de Grecia y Tsipras, la situación económica sería delicada, la situación de movilidad por Europa se complicaría, necesitarían pasaporte. ¿Todo eso a cambio de qué? Sea cual sea el resultado de la falseada contienda electoral, puede ser el comienzo de la verdadera “vía muerta

Las palabras de Felipe González son brillantes y también sentidas. Merece la pena revisarlas, reflexionarlas y extrapolarlas. En el entendimiento podemos seguir avanzando y seguir resolviendo nuestros problemas.  El documento completo aparece en el número de El País del 30 de agosto (http://elpais.com/elpais/2015/08/29/opinion/1440863481_811526.html).

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: