¿Y los carteles estadounidenses?

Jack Riley, director interino de la DEA, declara con la autoridad que le da haber perseguido por muchos años a Joaquín Guzmán Loera, que El Chapo es el traficante más peligroso del mundo. Tanto él como el Cartel de Sinaloa tienen dominado el mercado de heroína en Estados Unidos. En un informe que dio ante la Cámara Baja estadounidense  Riley expresó que el grupo de Guzmán Loera y otras organizaciones criminales mexicanas se disputan las plazas más lucrativas de venta de drogas como son Nueva York, Filadelfia y Washington, mismas que a tes estaban en manos de colombianos.

Imagino a los legisladores estadounidenses asintiendo con gravedad y consternación ante la obviedad de las palabras e Riley. Seguro se habrán mirado unos a otros con los ojos tan abiertos como un plato sopero y se habrán llevado las manos a la boca para contener un grito desesperado. Sí, espejitos en Capitol Hill.

Las declaraciones como las del señor Riley siempre me llevan a preguntarme varias cosas. ¿Por qué siempre que se habla de  crimen organizado, los grupos son mexicanos, rusos, colombianos, chinos, árabes y nunca estadounidenses? Parece que en Seattle o en Forth Worth o en Boston todos se portan bien y nadie hace uso de estupefacientes. Al escucharlo nos hace creer que la gente llega de fuera y distribuye la droga sin complicidad alguna de ciudadanos américanos. Seguramente piensan que las drogas se mueven solas y se consumen por adictos de todas partes del mundo menos de Estados Unidos. Seguro las drogas circulan por arte de magia y la compran seres imaginarios.¿ Claro que no!

Como de costumbre, es más fácil elevar el dedo y señalar a quien se deje para echarle la culpa del problema de narcotráfico. No acusan recibo de que este problema, como cualquier otro, no se inicia con la oferta sino con la demanda acelerada y descontrolada que se ha disparado entre los habitantes de Estados Unidos. El problema de delincuencia se inicia  con un conflicto de salud, los toxicómanos en ese país van en aumento. Allá les gusta consumir drogas, intoxicarse con analgésicos, fumar marihuana, corroerse con cocaína, atarscarse de heroína y el sistema de salud norteamericano no ha sido eficiente para inhibir la demanda de drogas de sus habitantes. No han podido frenar el apetito voraz que tienen por los narcóticos. Es más fácil decir que los carteles son peligrosos que hacerse cargo de prevenir el consumo de drogas.

Sí, El Chapo es peligroso, es más es peligrosisimo. En eso tiene razón el señor Riley. Pero no va sólo. Hay muchos estadounidenses que lo ayudan, sea consumiendo, sea distribuyendo o facilitandole las cosas para que su operación siga creciendo. La agencia antinarcóticos ha hecho muy mal su trabajo. Ni ha tomado al toro por los cuernos, ni ha prevenido que los adictos sigan demandando drogas, ni ha movido un dedo para capturar a sus nacionales involucrados. Se han dedicado a ver lo que sucede afuera dejando que el problema interno se agigante. Tampoco han logrado detectar los carteles estadounidenses que, estoy segura, también existen.

Dice el señor Riley que ha dedicado su vida a atrapar al Chapo Guzmán. Debe estar muy frustrado. ¿Y si también se dedicara a buscar a los Smith, Jones, Robertson y tantos otros que también delinquen allá? Tal vez si hubiera promovido planes para inhibir el consumo entre sus compatriotas, estaría presentando mejores resultados en vez de presentarse ante sus legisladores a declarar obviedades. Todos sabemos de la peligrosidad de los carteles mexicanos, pero repito, no crecieron solos. La gravedad del tema es que seguirán creciendo si no se toman medidas reales para disminuir el consumo y prevenir la distribución. claro que es más fácil levantar el dedo y reírse de las autoridades mexicanas que dejaron ir dos veces a Guzmán Loera. Claro, eso es más sencillo. Ademas, el hubiera no existe.

   

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. danilo
    Jul 31, 2015 @ 11:48:42

    He escuchado a agentes de la policía de NY quejarse de haber detenido a narcomenuderos; y tardar más en hacer el papeleo que los traficantes en ser puestos en libertad bajo fianzas de un millón de dólares…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: