Laudato sii

No tengo recuerdos de una encíclica que haya causado tanto interés. Laudato sii del Papa Francisco, inspirada en el canto de alabanza del Santo de Asis ha llamado la atención de propios y extraños.Tanto católicos y de los que no lo son, científicos y teólogos, de creyentes y  los que no tienen fe hablan del tema. La visión antropocéntrica gira unos cuantos grados y el Pontífice llama a la reflexión. Se le conoce como la encíclica de la ecología, yo creo que va más allá de eso, es un texto que habla de respeto a la Creación y de entender la presencia de Dios en el regalo que le dio a la Humanidad. Es una especie de instructivo de uso, de manual de operación y reglas saludables de convivencia teniendo como centro el Amor de Dios en movimiento.

Laudato sii consta de una introduccion y seis capitulos. Para empezar, habla del cuidado que debemos tener de la Casa Común, tomo el hilo ecológico y nos llama a la reflexión. Inicia como el canto de alabanza de Francisco de Asis: Laudato si’, O mi’ Signore –Alabado seas, mi Señor es el ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad. Es el santo patrono de todos los que estudian y trabajan en torno a la ecología. – y de entrada nos recuerda que: el Creador no nos abandona, sigue fiel a su obra.

En el primer capitulo, el Papa aborda lo que está sucediendo en nuestra casa común. Reflexiona sobre los excesos, los desperdicios, la basura, los residuos: La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”. Va de la extinción de especies, a la exclusión, al narcotrfico, a la discriminación y como el ambiente humano y el natural se degradan al mismo tiempo.

En el segundo capitulo, El Evangelio de la Creación, afirma que la Tierra nos ha sido dada y debemos ser responsables: Quienes se empeñan en la defensa de la dignidad de las personas, pueden encontrar en la fe cristiana los argumentos más profundos para ese compromiso”. El Papa entra con fuerza a hablar del desequilibrio que vivimos y del poco caso que estamos haciendo a nuestro entrono, a nuestra gente.

El tercer capitulo lo dedica a analizar las entrañas del problema ecológico, Raíz humana de la crisis ecólogica, exhorta a la ciencia a tomar un cause orientado a la preservación y no a la destrucción masiva, a ver por la limpieza y no la contaminación y fija la mirada en la desiguladad: Cuando no se reconoce el valor de un pobre, de un embrión humano, de una persona con discapacitad; difícilmente podremos escuchar los gritos de la naturaleza”. – También se hace responsable: Una presentación inadecuada de la antropología cristiana pudo llegar a respaldar una concepción equivocada sobre la relación del ser humano con el mundo: se transmitió muchas veces un dominio sobre el mundo que provocó la impresión de que el cuidado de la naturaleza es cosa de débiles”.  El Papa inicia siempre con el tema ecológico y lo relaciona con el Hombre y su dignidad y su derecho a ser igual.

En Una ecología integral, el cuarto capitulo, el Papa Francisco nos llama a pensar en el futuro: Si la tierra nos es donada, ya no podemos pensar sólo desde un criterio utilitarista de eficiencia y productividad para el beneficio individual. La tierra que recibimos pertenece también a los que vendrán”. Es una exhortación al cuidado, a la responsabilidad con los que vienen, es la invitación a hacer las cosas en forma diferente en bien de los que hiy habitamos la casa común y en favor de los que han de llegar.

El capitulo cinco lo titula, algunas líneas de accion, aquí el Santo Padre pone la pluma fina en temas de desigualdad, eleva la mirada y entra a temas de injusticia ecónomica, dice que la grandeza política no debe someter al Ser Humano a intereses financieros: Los países pobres necesitan tener como prioridad la erradicación de la miseria y el desarrollo social de sus habitantes, pero también deben analizar el nivel escandaloso de consumo de algunos sectores privilegiados de su población y controlar mejor la corrupción”. –

Por último, el capitulo seis habla de la educación espiritual y ecólogica. “Un cambio en los estilos de vida podría llegar a ejercer una sana presión sobre los que tienen poder político, económico y social. Es lo que ocurre cuando los movimientos de consumidores logran que dejen de adquirirse ciertos productos y así se vuelven efectivos para modificar el comportamiento de las empresas”.  Y afirma: Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir”. 

Laudato sii es una encíclica integral. Se sustenta en el tema ecológico y trasciende a temas que buscan la alegría del Hombre en su reconciliación con el Creador, un Dios de amor y misericordia que nos ha entregado un regalo hermoso que no hemos sabido cuidar. Por eso, Francisco ha llamado la atención de propios y extraños. Claro, está reformando la Iglesia y de paso, lo intenta hacer con el mundo.  

  http://www.vidanueva.es/2015/06/18/la-enciclica-laudato-si-del-papa-francisco-en-50-frases/#.dpuf 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: