Después de la elección

Por fin, pasó el domingo de elecciones intermedias. Las amenazas de catastrofes y escenarios apocalípticos no se  cumplieron. La elección, en términos generales, se llevó a cabo en tranquilidad y las excepciones fueron los disturbios. El triunfo fue el de los ciudadanos voluntarios que fungieron como funcionarios de casillas, para muchos, ellos fueron el motivo para sacar la credencial de elector y emitir un voto. Está elección mostró el descontento y el enfado de la población, la mayoría no mostraba intenciones de ir a sufragar. Al final el abstencionismo fue de cinco por ciento. Las redes sociales se llenaron de fotografías de boletas anuladas, en un acto de protesta, pero con la consciencia de cumplir como ciudadano.

Lo rescatable de la elección es el personaje de Pedro Kumamoto en Zapopan que será diputado local. Con él va el primer signo de lo que cada vez será más frecuente en México: candidaturas independientes que vayan tirando muros, por parafrasear el lema de la campaña. El joven de 25 años, quien con 18 mil pesos pudo derrotar a una partidocracia que hizo todo para impedir que pudiesen competir candidatos independientes como él. El señor es aire fresco en muchos sentidos, demuestra que hay formas correctas para tener éxito, que se puede ir en contra del sistema y ganar por la buena.

Por otro lado, tenemos al flamante alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco y a Carmen Salinas para demonstrarnos que en México no existe una aristocracia, el gobierno de los mejores, sino una democracia, el gobierno del pueblo. Sin duda, seguimos teniendo los gobiernos que nos merecemos. Gana el PRD en la delegación Coyoacán después del cochinero exhibido con su antiguo representante, gana Monreal con Morena, a sabiendas de sus resultados como gobernador en Zacatecas y el PRI se convierte según el PREP en la primera fuerza de la Cámara de Diputados. En el mundo de alrevés los resultados sí que sorprenden. Enrique Peña tendrá un Congreso a modo. A pesar del enfado, no hubo votos de castigo.

Hay reflexiones por hacer. ¿Qué pensará el INE de los resultados de un joven como Kumamoto? ¿No será momento de bajarle al  dispendio de las campañas? Si este candidato pudo, todos los demás podrían atraer a sus electores sin tanto despilfarro. Los políticos deben hacerse cargo del enfado ciudadano. Ni los partidos nuevos ni los viejos se salvan, los ciudadanos manifestamos desagrado casi por cualquier filiacion. La soberbia de los partidos y sus candidatos, el cinismo de sus operaciones, la hipocresía de sus promesas ya nos tienen hasta la coronilla.

Por suerte, ya se acabó el tiempo de campaña, después de la elección, toca ponerse a trabajar. Espero que de aquí a septiembre que los electos asumen el cargo, no sea un tiempo en el que los que se van ya no hacen nada y los que todavía no entrán hacen lo mismo. Este país necesita moverse, los intereses electoreros lo tienen frenado. Pónganse ya a trabajar y a cumplir lo que prometieron. Sus aspiraciones ya se cumplimentaron, ahora, ¡cumplan!

  

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. tomas linares
    Jun 14, 2015 @ 06:30:07

    Podrias escribir tu opinion,sobre el “bronco”,candidato independiente,que gano la gubernatura en Nuevo Leon.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: