Por más que intento, no lo entiendo

Ojalá alguien tenga esa capacidad de descernimiento. Yo, por más que lo intento, no entiendolo que está sucediendo ultimamente en el país. Por lo general, las elecciones intermedias en México eran eventos de trámite, bastante caros, deslucidos y que no lograban despertar mucho interés, salvo en los lugares donde también hubiera otra elección, sea para alcaldes o gobernadores. Nunca, ni con los ánimos caldeados ni con irresponsables azuzando a la gente, habíamos visto tanta violencia.

No es poca cosa que las vías de comunicación estén bloqueadas, que el abasto de combustible no se pueda cumplimentar, que haya manifestaciones y actos vandálicos todos los días. No se entiende que en un país con pobreza alimentaria, exista un desperdicio de recursos como el que se da cada que alguien no puede llegar a trabajar no porque no quiera sino porque se lo impiden. No es posible ver que se atacan las fuentes de empleo, se destruyen comercios, se ahuyentan turistas, se queman instalaciones y no existe un sólo detendio.  

Se han escuchado voces que insisten en cancelar las elecciones, las imágenes de robos a empresas que quieren trabajar por la buena, de personajes que a base de palos y picos quieren desestabilizar al país y no hay forma de entender cuál es el beneficio de permitir que se salgan con la suya. Veo al presidente del INE y lo percibo tan alejado de la realidad. ¿Será que no se entera que han saqueado instalaciones del organismo a su cargo en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas? 

Veo al Presidente de la República pronunciando discursos, escindido de lo que pasa en las calles, en las carreteras, en los aeropuertos del país. Los plantones se convierten en campamentos abandonados y las manifestaciones enarbolan reclamos que son dificiles de entender. Mientras la violencia avanza, ninguna autoridad parece tener interés en hacer su trabajo y poner las cosas en su lugar. Siguen en la etapa de las promesas.

Y, también las muertes. Asesinatos de candidatos de varios partidos y por último el suicidio de un Secretario de Fianzas, todo justo antes de las elecciones del domingo. ¿Qué pasó? Me abruma ver gente tan enojada, tan tolerada y tan apapachada, mientras personas de bien padecemos. Unos llegarán tarde al trabajo, gracias a una fila de manifestantes, otros contabilizarán las pérdidas y los daños a sus negocios y algunos velarán a sus muertos. 

Lo que no entiendo es ¿por qué no hay detenidos?

  

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. FABIOLA JUAREZ PEREZ
    Jun 05, 2015 @ 18:32:04

    Me encanta leerte porque al leerte encuentro las palabras que yo no supe, expresas justamente mi sentir qué pasa? hacia dónde ir? Gracias por estas emociones, sentimientos, pensamientos y realidades compartidas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: