¿Qué ha cambiado en México?

Después de leer Las batallas en el desierto, en que José Emilio Pacheco retrata la forma en que vivía la sociedad durante la presidencia de Miguel Alemán, uno se pregunta irremediablemente ¿qué ha cambiado en México? En la novela se refleja a un Presidente bien parecido, elegante, educado que recorre la República inaugurando monumentos inconclusos que honran a su persona. El México del señorpresidente, de las obras inacabadas, de las ceremonias inaugurales que no son más que puestas en escena, con una escenografía colgada con alfileres que se derrumba cinco minutos después de que se marchó el jefe del ejecutivo y su comitiva. Así sucedió con presas, puentes, carreteras, puertos, caminos. Así sigue sucediendo.

Si eso sucede con las obras que se ven, mejor ni nos imaginamos las que no se ven y no son suceptibles de hacer la fiesta del corte de listón, por eso los denajes no funcionan, por eso hay inundaciones que acaban con casas humedecidas con aguas negras, muebles inservibles y millones en daños y víctimas. Lo malo es aue ahora son más frecuentes estos desastres o se notan más que antes. Sólo que en aquel entonces los niños salían a jugar a la calle, la gente podía caminar a toda hora y se respiraba en paz. No había vándalos que rayaran las paredes de tu casa o que rompieran los vidrios de tu negocio. Los maestros daban clase y los alumnos estudiaban.

Para Pacheco era importante dejar testimonio de un México que se había derrumbado y había dejado de existir. Tristemente no todo se cayó y hay cosas que sobrevivieron o devinieron mal. Los políticos de cara bonita y pocos resultados se pintan de todos los colores y militan n todos los partidos. Entregan obras millonarias, inconclusas e inservibles. La línea dorada del metro es un ejemplo. O, permiten y auspician el cobro de obras que no han sido ejecutadas, como los escándalos del Circuito Bicentenario.  También sigue habiendo desiguladad. Madres solteras que se parten el alma para llevar el pan y la sal a la mesa, sin que nadie se haga cargo de la responsabilidad paterna. Muchachos que dejan la escuela porque sus profesores andan en otro lado o porque están tan mal pagados que perdieron el aliento y ya ni se actualizan ni  encuentran realización en las aulas. Los jóvenes que todos los políticos se llenan la boca al llamarlos la esperanza de México están en un desamparo abrumador.

La corrupción repta a lo largo del territorio y frena al país. Antes, el el tiempo de Miguel Alemán robaban pero dejaban el dinero en el país, al menos eso decían los grandes. Ya hace rato que hermanos incómodos se llevan el botín a Suiza, a las Islas Caimán, a Londres o a San Antonio y siguen participando de la vida en sociedad, apareciendo en las revistas del corazón haciendo lujo de indolencia, cinismo y mal gusto. Sí también eso ha cambiado. No había revistas rosas que nos recetaran las fiestas de los que se creen de la realeza cuando hace dos meses comían tacos parados. 

Tal vez nos hemos vuelto más frívolos y menos reflexivos. Tal vez estamos poniendo poca atencion y andamos distraídos con nuestras pantallas omnipresentes. Tal vez debieramos leer más y darnos cuenta que podemos descubrir que hubo un México que murió y otro que, por desgracia, sigue fatigando a la gente de bien. Seguro debemos elegir mejor. 

  

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Danilo
    Jun 02, 2015 @ 09:51:26

    La sociedad mexicana ha involucionado al tiempo de la Francia prerevolucionaria. Si bien es cierto que no tenemos un clero políticamente activo, ni una realeza hereditaria; es cierto que vivimos en tres estados: los políticos de alto nivel, los superricos, y el pueblo. Los superricos no pagan impuestos, los políticos los cobran y son dueños del 90% de la renta nacional…los del pueblo nos disputamos las migajas; y de allí cubrimos los gastos de la administración pública.

    Responder

  2. Alfonso Sottor
    Jun 02, 2015 @ 16:16:06

    ¡Muy de acuerdo!. ¡Gracias!.
    Un cordial saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: