Dios mío, qué te hemos hecho (la película)

Todavía es difícil ver cine de comedia en francés. La cartelera se llena de películas de acción, de dramas y de todo tipo de producciones, en la mayoría norteamericanas y las demás naciones tienen que luchar por un espacio para proyectar sus creaciones, incluso las nacionales. Las oportunidades para ver cine de otras partes del mundo son escasas, por eso, cuando veo que se exhibe algo diferente, de inmediato capta mi atención y trato de ir.

Ese fue el caso de Dios mio, qué te hemos hecho, una película de comedia francesa que sin ser cine de arte, sin grandes pretensiones, llegó a la pantalla para arrancar risas y regalarle oportunidades a las carcajadas. Hacía mucho tiempo que no me reía tanto en una forma tan blanca. Es una producción que se puede ver en  familia sin la preocupación de pasar vergüenzas,  se puede ver con hijos, con padres y es una excelente pieza para ver con la abuelita. No hay sexo explícito, no hay vulgaridad ni lenguaje soez para provocar el chiste. También es un reflejo de lo que sucede en Francia como resultado de la migración.

Claude y Marie Verneuil son un matrimonio francés muy tradicional, son católicos parácticantes  y padres de cuatro hijas, a las que han tratado de inculcar sus valores y costumbres. La película inicia con La fotografía del matrimonio de su hija mayor con un musulmán, seguida de la de su segunda hija con un judio y al de la tercera con un chino. Para la tercera fotografia el padre ya está descolocado y la madre va vestida de negro. Aunque el matrimonio trata de mantener una mente abierta, les resulta difícil lidiar con la convivencia y en el fondo, siguen depositando todos sus esperanzas de que su hija menor se por la iglesia y parece que lo lograrán, tendrán su boda católica, sin embargo, no es exactamente lo que ellos esperan.

Las situaciones jocosas se dan en la convivencia entre el judío, el musulman y el chino conviviendo con jna familia tradicional francesa que viven en Chillon, donde ser cosmopolita no es tan fácil como París. Una mirada superficial  basta para morirse de risa y cumplir el objetivo de entretenmiento del cine. Pero también cabe un análisis del mosaico en que se están transformando los países eurpeos por el fenómeno migratorio. Los cambios de barrio de Montmatre se reflejan en un comentario de Claude Verneuil, en el que de dice que ya no hay lugares para comer a la francesa, pues todo está invadido de locales que ofrecen comida china, tailandesa, árabe y eso es impensable en un país que siente verdadero orgullo de su comida que es un tesoro nacional. Y las bromas pesadas entre los yernos muestran como Francia se transforma por la presencia de judíos, musulmanes y chinos. En la película se insinúa que China es la que está quedándose con la mejor tajada del pastel. 

Se ve la dificultad de aceptar al diferente, de lo complicado que es tolerar al que piensa distinto y tambien se aprecia como las ideas preconcebidas llegar a alterar los juicios para engendrar conclusiones equivocadas. Es una imagen de lo que está pasando en Francia, sí, pero también en Alemania, en España, en Holanda, en Italia y que se parece tanto a lo que sucede en Nueva York o Loa Angeles.

Al salir del cine, después de tantas risas, me sentí contenta. Tuve la oportunidad de pasarla bien y de eso se trata el cine. También vi el reflejo de la globalizacion en la cotidianidad, en la vida de una familia a la que se puede entender y con la que se puede empatizar. También de eso se trata el cine.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: