El lío de Carmen Aristegui

Otra vez, sí, una vez más, Carmen Aristegui se mete en problemas con la administración, como ella la llama, de la radiodifusora en la que emite su noticiero. A nadie le sorprende que haya desencuentros entre jefes y empleados, eso es parte del día a día. No siempre se puede estar de acuerdo y en parte, de eso se trata la vida. Además, Carmen Aristegui no es una periodista dócil y obediente. Eso le ha ganado audiencia y aprecio del respetable, sin embargo, hay algo de este nuevo lío que no queda claro y que por lo tanto llama a suspicacia.

En primer término hay que decir que los Vargas tienen razón al argumentar que son ellos y no Carmen los consecionarios de la estación, por lo tanto, es congruente que ellos exijan ser informados de las decisiones cruciales de su negocio, especialmente cuando se trata de poner el nombre de la empresa para avalar algo de lo que ellos no estaban enterados. Si Carmen Aristegui se fue por el camino libre y se excedió en sus facultades, es evidente que sus jefes no nada más respingaran, sino que jalen las riendas y regresaran las cosas a la senda que ellos marcan. Es claro que los Vargas estan ejerciendo su jerarquía por el simple hecho de ser los dueños y está en su albedrío dictar el rumbo de su empresa. Esa es una responsabilidad de Alta Dirección, no es facultad de los empleados. 

Sí, pero hay modos. Hasta para regañar a un niño por sus travesuras hay que hacerlo en privado. Con más ganas si se sabe que el niño es berrinchudo y voluntarioso. Imagínense si los Vargas no conocen a Aristegui. Sabían que la mujer no iba a adoptar una posición sumisa, ni nada que se le pareciera. Sorprenderla con anuncios en su contra, emitidos en su propia emisión, no suena como a una práctica muy inteligente y menos tratándose de quien se trata. ¿No hubiera sido mejor hablar en privado que ventilar el pleito? Pero sabemos que ni los Vargas ni Aristegui son tontos, ni mucho menos improvisados. Son gente del medio de comunicación, esta ruptura del diálogo me hace sospechar que ahí hay gato encerrado.

El lío, aparentemente es que MVS, consecionaria de la estacion de radio donde trabaja Carmen Aristegui, se deslindó de la plataforma México Leaks, iniciativa a la que se sumó la unidad de investigación de la conductora. Días después fueron despedidos dos reporteros, pues de acuerdo con la empresa incurrieron en abuso de confianza al entablar alianzas que involucran a la marca sin antes ser consultada. Ni hablar. 

Otra causa de sospecha. Si como aducen los anuncios, los jefes ya le perdieron la confianza a la empleada, ¿por qué la dejan al frente del micrófono? ¿Por qué despiden a dos de sus brazos fuertes y a ella no? Es extraño, peor si los periodistas estuvieron relacionados con investigaciones especiales que apuntaron al lídel del PRI en el Distrito Federal y al mismísimo Presidente. También es raro que ante estos agravios, Carmen siga aferrada al micrófono, despotricando en contra de sus patrones, en vez de presentar dignamente su renuncia.

Evidentemente, el escándalo corrió como reguero de pólvora y en instantes las redes sociales se caían con el chisme del momento. Eso, claramente, elevó el rating, los que no escuchaban la primera emisión del noticiero radiofónico de MVS, ese día sintonizaron la frecuencia. El tema se convirtió en trending topic y el respetable salió a denostar o a defender a Carmen Aristegui. Pero la prensa calló. No ha habido gran cobertura y algunos concluyen que el tema sufre de censura. ¿Será?

No contamos la información para aventurar una teoría absoluta de este gran lío que devino en escándalo. Faltan datos para poder afirmar de qué se trata, si es un lío de jefes y subordinados o si es de una censura que viene desde arriba. Tal vez sea una auto-censura preventiva. O tal vez sea una estrategia para elevar el rating. No es posble saber, pero parece que aquí hay gato encerrado. En esta historia han pasado cosas raras y se han swfuido rutas poco usuales. ¿No creen? Cuando la información no fluye, no me queda más que sospecha

r.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: