Produciones Ilimitadas La Tuta

El aire que se respira en Michoacán es más ligero. Desde que se llevaron de esas benditas tierras al jefe supremo de los Caballeros Templarios, como el ambiente está menos cargado y resulta más sencillo salir a la calle, ir al mercado, levantar la cortina del negocio, abrir la puerta de consultorio, ir a labrar la tierra. Es más fácil vivir. ¿Cómo no? Siempre que se va un tributador, los que pagan se sienten contentos. A nadie nos gusta pagar contribuciones, no hay quien vaya encantado de la vida a dejar billetes conseguidos con trabajo y por la buena. Pero la extorsión es un buen recurso recaudatorio. Me sorprende saber que cada aguacate michoacano que puse en mi mesa, pagó su parte a las arcas templarias. Hoy, con Sevando Gómez en la cárcel, esa actividad recaudatoria paró. 

Pero no son los empresarios, los comerciantes, los agricultores, los emprendedores y la gente de bien los únicos que respiran con alivio en estos días. También aquellos con los que La Tuta compartió el pan, la sal y sabrá Dios cuantas cosas más, están pegando de brincos. Servando Gómez guardaba una videoteca en la que evidenciaba las buenas amistades que sentaba a su mesa, en las que mostraba a personajes centrales de la vida michoacana comiendo, bebiendo, cantando y maquinando con el jefe de Los Caballeros Templarios.

Como un beso de Judas, versión remasterizada, La Tuta invitaba a festejar y a compartir momentos a gente de la impostura de presidentes municipales, hijos de gobernadores, secretarios estatales, empresarios y todo tipo de potestades. Muchos, gracias a la difusión de esos videos están presos. Primero los vemos, felices, departiendo con uno de los personajes más buscados del país y luego de besar al diablo, los encontramos tras las rejas. Muchos decían que era imposible no aceptar una invitación del señor Gómez, no lo dudo. Pero el que nuega con cerillos se quema. Ni modo que no lo supieran. 

Pero las producciones de Servando Gómez ya pararon. Ya no se verán a los personajes prominentes que disfrutaron de la mesa del señor Templario. ¿Cuántos se habrán salvado de pasar semejante vergüenza? ¿Cuántos se ahorraron el sonrojo de verse en las pantallas de televisión nacional o la mortificación de aparecer a ocho columnas en los diarios de la nación? ¿Cuántos faltaron? 

Por eso, en la tierra bendita de Michoacán de Ocampo, hoy la gente respira ligerita, unos por una razón y otros por otra. Ahí, cada quien sabe las suyas.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Danilo
    Mar 01, 2015 @ 10:51:14

    La videoteca existe; no cabe duda. Ahora la pregunta es: ¿En las manos de quién se encuentra? ¿No será utilizada por sus actuales dueños, los templarios herederos de la tuta, para hacer nuevas extorsiones a políticos, empresarios, y periodistas? Cortar la cabeza de la hidra no es suficiente para matarla.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: