La paz siempre es posible

Empezar el 2015 reflexionando sobre la paz es una forma de empezar con el pie derecho. La paz ha sido un tema tan sobado que ha perdido forma en el imaginario colectivo. Es un bien anhelado, pero no sabemos dónde está, quién la escondió ni cómo recuperarla. Pedimos algo que no logramos definir.
Y, a pesar de todo, la paz siempre es posible.
Pero para darle paso, es necesario hablar en concreto y con objetivos en corto. Pensar en la Paz es más sencillo si el sujeto está en primera persona y en la sala de mi casa que si lo conjugo en plural y me refiero a Palestina e Israel.
Golda Meyer, primera ministro de aquel naciente estado de Israel dijo que la Paz se lograría el día que amaramos tanto a nuestros hijos como para olvidar los rencores que habitan el corazón. Parece que la respuesta se encuentra alojada en lo profundo de nuestro ser.
Para alcanzar la paz, hay que ordenar el alma. Concentrarnos en limpiar el espíritu, sacar los pensamientos de destrucción y evitar el odio. Para ello es necesario estar atentos a lo que tenemos en el corazón, a lo que le damos espacio para convivir con nosotros y que nos sirve de compañía.
La tradición budista nos pide vaciar la existencia de maldad para darle paso a lo que es bueno y verdadero. Sí no le hacemos espacio, no hay forma de que la belleza, la bondad, la concordia entren.
El Papa Francisco nos invita a pensar el la Paz y nos dice que su raíz se encuentra en la oración. Ya en Navidad nos invitó a retomar la amistad con Dios, a procurarlo y hablar con él varias veces durante el día.
Empezar el año con palabras de esperanza, entender que lo bueno tiene espacio en nuestro destino, que los caminos nos llevan a la posibilidad de la Paz, es una buena noticia. Empezar el año de la mano del mejor amigo es una buena idea.
Paz y bien, era el saludo de Francisco de Asís y el Pontífice que lleva su nombre lo retoma y lo hace suyo en el mensaje que nos envía a los católicos del mundo. Pero la Paz no tiene credo, ni color, ni preferencia.
Que la Paz sea entre nosotros y venga acompañada de salud y prosperidad este 2015.
Abramos las puertas de nuestro corazón, para que salga la fealdad, entre la belleza y la luz habite entre nosotros.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/399/36975479/files/2015/01/img_2686.jpg

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Danilo
    Ene 01, 2015 @ 12:47:09

    “No hay camino hacia la paz; la paz es el camino”. Gandhi.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: