Compras en abonos

Comprar en abonos es algo común. Es el acceso al crédito no bancario por lo tanto es una forma de consumo común entre las personas que no tienen acceso a cubrir los requisitos que solicita una institución formal del sistema financiero.
Un banco solicita requisitos para aperturar un crédito, pide datos, solicita información, verifica la factibilidad y la operabilidad del mismo y se cerciora de que el préstamo tenga garantías de pago.
Las compras en abonos son más sencillas, ni piden tantos requisitos ni solicitan información incómoda ni exigen garantías por que son operaciones directas entre el que vende y el que compra. El cuarenta por ciento de las ventas a crédito en México se llevan a cabo con una transacción en abonos. Así, de a poquitos, se van pagando zapatos, ropa, cosméticos o tal vez una sala, un comedor, un aparato eléctrico.
Por eso cuando escucho que alguien está comprando una casa en abonos, me llama la atención. Pienso que es extraño que se pague así por una propiedad cuando hay otros medios de financiamiento para adquirir propiedades, una hipoteca por ejemplo.
Un crédito hipotecario otorga garantías a quien lo solicita: pacta una tasa conocida por todos, hay un contrato en donde se establecen las condiciones y ayudan a la transparencia de las transacciones. Las compras en abonos tienen tasas variables, plazos distintos y eso se entiende al adquirir de esta forma un par de medias pero ¿una casa? Se ve complicado, aunque no imposible, que alguien compre así una propiedad.
Si la casa está en las Lomas de Chapultepec, una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México, todavía resulta más difícil de entender. Como que eso requiere de mayores explicaciones. Que la casa sea blanca es un dato irrelevante, pero que la que paga en abonos sea la Primera Dama de México ya nos obliga a poner atención. Máxime cuando quien vende ha sido beneficiado con muchos negocios en el Estado de México, especialmente en el periodo en el que el actual Presidente era Gobernador.
Peor si al vendedor se le conoce como prestanombres de Enrique Peña Nieto.
Que Angélica Rivera tenga una casa súper elegante y que la haya remodelado es asunto de ella. La señora no es funcionaria pública y por lo tanto no le aplican las leyes de transparencia ni tiene obligación de informar. Ahí, ni hablar. Si la pagó al contado y hace esfuerzos para pagar sus abonos, ese es su problema. Si los esfuerzos los hizo trabajando legítimamente y el dinerito para abonar a su deuda brota del sudor de una labor legal, ella está en su derecho de comprarse lo que quiera de la forma en la que le parezca mejor hacerlo.
Que la riqueza le ofenda a la gente, que no está el horno para bollos, que esa es otra forma escandalosa de agitar el avispero. Sí, pero hay tratados que evidencian la mala distribución de la riqueza, no únicamente en México, si no en el mundo. De eso Angélica Rivera no tiene la culpa. Pero llama la atención la adquisición de la casa.
Aquí está fácil. Cuando la señora regrese de su viaje a China, que nos enseñe sus declaraciones anuales y le demuestre a toda esa bola de envidiosos que ella es millonaria gracias a sus dotes histriónicas y a su fértil carrera artística, que recibió pagos conforme a la ley, que pagó impuestos como debe ser y le tape la boca a todos estos malintencionados y malpensados que dudan de sus posibilidades económicas y creen que todo tiene que ver con movimientos de su marido el Señor Presidente.
Así, de lo único que se le podrá acusar es de no saber elegir adecuadamente un crédito para comprar casa y del mal gusto de que la Primera Dama haga compras en abonos.

IMG_2426.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: