Las licencias morales de nuestros gobernantes

La mayoría de los seres humanos se clasifican a sí mismos como buenas personas y juzgan sus intenciones como correctas. Así quieren ser valorados por su entorno, como gente de bien. Incluso los malhechores tienen esa aspiración, quieren ser percibidos como héroes a pesar de sus fechorías, viven el síndrome de Robin Hood, roban, sí, pero para darle a los pobres, estafan, sí, pero poquito, mienten, sí, pero para lograr mejoras. Así, los individuos tiene una tabla de calificaciones en sus conciencias que hace cuadrar sus acciones con sus aspiraciones. ¿Qué tanto es tantito? Si cometen actos rasposos encontraran una justificación para limarlos y hacerlos ver lisitos.
En esa condición, los individuos modifican sus estándares de conducta y se otorgan licencias morales que al principio son ligeras desviaciones y luego terminan en tremendos despeñaderos. En el camino de distender los valores, las cosas parecen fáciles, no se ven ni se miden las consecuencias ni se echan de ver las posibilidades de desastre. Todo lo contrario, cada vez se encuentran más y mejores elementos de descargo que transforman lo malo en bueno.
Esta ceguera ética se conoce como licencia moral.Los líderes políticos cojean de ese pie con frecuencia. Es sorprendente como estos personajes creen pertenecer a una elite en la que las reglas que le aplican a los demás no son para ellos. Hacen cosas terribles y son capaces de condenar a aquellos que hicieron lo mismo que ellos.
El mejor ejemplo lo encontramos en las declaraciones de funcionarios públicos , senadores, diputados , gobernadores, líderes de partidos, que condenan los actos de otros como si ellos estuvieran libres de toda culpa. Lanzan piedras sin reflexionar que ellos pudieran ser los siguientes. Panistas y priistas abuchean al PRD, sin acusar recibo de sus propios actos. El mismo PRD se lanza a criticar como si ellos mismos no fueran el origen de los problemas .
Lo más preocupante es que muchos de los que alzan la voz para emitir un juicio , no sólo no se dan cuenta de que están escupiendo al cielo, sino que en verdad creen que ellos son los poseedores de la razón. Esa no es forma de avanzar y encontrar soluciones.
Sería muy bueno que nuestros líderes y representantes sacaran su antena ética, encendieran su radar moral y se pusieran frente all espejo. ¡Basta de licencias morales que tanto daño nos están causando.

IMG_2332.JPG

IMG_2332-0.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: