Vendedora de espejos

Cuando las huestes de Hernán Cortés llegaron a Tenochtitlán quedaron deslumbrados ante la belleza de una ciudad como la que jamás habían conocido. Riqueza, urbanismo, estética y oro, mucho oro. Entre gente civilizada, una demostración de buena voluntad es el intercambio de regalos. Los aztecas ofrecieron oro, los conquistadores espejos. El brillo sorprendió a los indígenas que quedaron conformes y felices con sus regalos. Los españoles más.
Hoy, cuando alguien engaña a mansalva y da gato por liebre, se dice que te vendió espejos. El que vende se relame los bigotes y se ríe de la ingenuidad del que compra, el que adquiere cree en la honestidad y es capaz de entregar algo valioso a cambio de cacahuates. Cuando cae en la cuenta, le crecen las orejas del burro y se arrepiente se su ingenuidad.
¿Cuántas caras bonitas venden ilusiones? ¿Cuántos utilizan su halo de ángel para convencer? Hay tantos ejemplos se lobos con piel de cordero. Manipuladores que ponen su cara de yo no fui y se salen con la suya.
Así es Florence Cassez, una mujer a la que se le privó del derecho de presunción de inocencia pero que no pudo demostrar que no era culpable de los hechos que le imputaron. Un mal manejo le abrió el camino para salir de la cárcel a pesar de que la evidencia señala que hay probabilidades altas de que sea culpable. Lo que sí es seguro es que andaba con malas amistades y que gozaba de una vida fruto de actividades delictivas. Ya sé que eso no la hace culpable, pero andaba muy cerca de la culpabilidad. Tanto así que dormía con un culpable. Cherchez la femme dicen sus paisanos.
En un acto que parece más de buena voluntad que de otra cosa, la justicia mexicana le otorgó un amparo que la puso en libertad. Muchos aplaudieron el gesto, yo no. Muchos de los que se felicitaron por esta acción lo hicieron para pegarle a Felipe Calderón y a Genaro García Luna, no por un acto de reivindicación de la equidad.
La mujer de las malas compañías salió de México de inmediato, voló a París en primera clase, llegó a Francia y fue recibida como si se tratara de un héroe nacional. El presidente Hollande le dio la bienvenida en el aeropuerto y luego le abrió las puertas del Eliseo. Puros excesos provocados por el encantamiento de una cara bonita. En sus discursos, plagados de mentiras, dijo a quien la quiso escuchar que ella era una inocente que padeció en el país de los salvajes. Repetir mil veces una mentira no la convierte en verdad.
Hoy, la juez que le otorgó el amparo, los intelectuales que la aplaudieron, las autoridades que abogaron por ella, el presidente Hollande y todos los que metieron la mano a su favor, se deben de sentir avergonzados. La vendedora de espejos contraataca y presenta una denuncia por encarcelamiento ilegal. Sus cinco minutos de fama inmerecida no le han sido suficientes, quiere seguir sacando beneficios. Hay gente que no tiene medida. Se le olvida que la ambición rompe el saco.
Nosotros debemos recordar que Florence Cassez jamás demostró su inocencia y que estaba acusada de pertenecer a una banda criminal de secuestradores que brutalizaban a sus víctimas con crueldad extrema. Hay testimonios de gente que reconoció su voz, que la identificó y que narró la insensibilidad de esta mujer. No se nos olvide que si ella está en libertad fue por un mal manejo de procedimiento, no porque sea una damisela inocente a la que se le mancilló su inmaculada imagen. No. Casse está milla nauticas lejos de eso.
Hay que recordarlo para que no nos vuelvan a vender espejos. Hay que tener precaución con esta extraordinaria vendedora, que no vuelva a abusar de la buena voluntad.

IMG_2198.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: