La bahía de Monterey

Una de las formas de llegar a la bahía de Monterey es tomar la autopista estatal número 1, rumbo norte si vienes de San Diego o de Los Angeles, rumbo sur si vienes de San Francisco o Sacramento. El camino es paralelo a la costa y al recorrerlo se entiende la esencia de California.
Entre San Francisco y Monterey hay una serie de playas en las que se puede ver a familias haciendo picnic, jóvenes surfeando, niños volando papalotes, gente nadando o asoleandose. Es agradable ver como esta escena se repite varias veces, con un acento de alegría y relajación. En California parece que. no hay penas, al menos no en playas.
Recorremos el camino viendo playas y árboles enormes, milenarios. Dice Henry Miller que cuando Dios se imaginó el mundo perfecto pensó en los alrededores de Monterey. No es para tanto, pero sí es lindo. Es pintoresco y tiene un acento de paz y gozo que es difícil encontrar en otros lados.
Monterey es un pueblecito pintoresco, pequeño, que se edificó alrededor de una fábrica enlatadora y que hoy vive de la actividad turística. Tiene hoteles marcados con todas las estrellas y un pequeño paseo al que apenas se le puede llamar malecón.
Hay tiendas de cositas típicas, de aceite de oliva, de vino de Napa y Sonoma, de jabones artesanales y de papalotes, enseres de surf, pero sobre todo es un lugar para gente de golf. Hay muchísimos campos de golf.
El clima es agradable y el ambiente es relajado. El idioma oficial es inglés y aquí pocos lo usan. La mayoría habla en español. El pueblo está lleno de anécdotas.
Aquí Steinbeck escribió Las uvas de la ira y en la plaza principal hay un busto con su honor por haber escrito Pebble Beach, no fue el único famoso que da historia al lugar. Aquí es donde Marilyn Monroe fue fotografiada leyendo el Ulises de Joyce y donde James Dean cargó gasolina antes accidentarse y perder la vida en la autopista 1. También estuvo la prisión estatal de San Carlos, misma que ha servido de inspiración para series y películas de misterio. Monterey tiene uno de los acuarios más importantes del mundo.
En las calles se ve cualquier cantidad de motocicletas. Es un lugar bikerfriendly. Todas las que he visto son Harley Davidson grandototas y hay varias mujeres manejándolas.
La Bahía sirve de punto de estancia para salir a visitar los alrededores, Carmel by the sea, Big Sur, el complejo de Golf Pebble Beach. También sirve para escuchar gaviotas y ver el mar. Así, sin mayores pretensiones. Verlo y entender las palabras de Henry Miller y comprender otra razón por la que el estado de California es tan fascinante.

IMG_1817.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: