La sonrisa de Carlos Slim

Me detengo a ver la portada de una revista de negocios. Es de fondo oscuro y, de entre la negrura que lo rodea, sale la cara del hombre más rico de México. Es una fotografía de medio perfil, en la que el magnate aparece vestido con un saco oscuro, camisa blanca y corbata azul marino.
La imagen es un close-up y aunque el protagonista aparece serio, si se observa bien la fotografía, tiene el mismo efecto que Leonardo Da Vinci le dio a la Gioconda, los labios se curvan ligeramente, como si se quisiera ocultar la risa. Es imperceptible pero es como si estuvieran viendo algo que sólo ellos alcanzan a vislumbrar y eso les hiciera gracia.
La foto en la portada no es la única en la que Carlos Slim Helú tiene esa expresión entre divertida y juguetona. ¿De qué se ríe este hombre? ¿Qué le causará gracia? Su expresión, me parece que es la misma de los niños que sacaron todo el contenido del galletero y que cuando la mamá se dio cuenta y les exige que regresen el botín, ellos lo hacen con la docilidad del que sabe que la mitad se quedó guardada en los bolsillos.
Slim se deja tomar la foto y casi sin intención refleja la sensación de que le están haciendo cosquillas y tiene que guardar la compostura.
Entiendo que le haga gracia la vuelta de tuerca que le dio al Ejecutivo y a los legisladores cuando, al ser declarado agente preponderante, él en vez de hacer berrinches decide vender parte de su negocio. Quiero pensar que le ha de haber ganado la risa al imaginar la expresión del mundo entero con su su respuesta, nadie la vio venir. Habrá que aplaudirle la estrategia.
Sin embargo, esa sonrisita me dice algo más. Me parece que mientras todos estamos viendo hacia las telecomunicaciones, el ya volvió la mirada a otro lado. Mientras andamos distraídos, el ya llegó al galletero. No se porqué imagino que las galletas que Carlos Slim trae en el bolsillo tienen sabor a sector energético. Y, por eso está a punto de soltar la carcajada.

Anuncios

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Danilo
    Sep 12, 2014 @ 11:39:08

    …más bien yo diría que tienen sabor a turbosina…¿aeropuerto en construcción por treinta años?

    Responder

  2. mila
    Sep 18, 2014 @ 07:48:49

    es que no se dieron cuenta que tiene una sonrisa muy atractiva, y él lo es…..

    Responder

  3. mila
    Sep 18, 2014 @ 07:54:34

    sigo comentando lo mismo ,yo no me fijo en su dinero ,no me interesa sigo diciendo que es un señor muy interesante….

    Responder

  4. mila
    Sep 18, 2014 @ 07:57:13

    sigo opinando lo mismo…..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: