Un anzuelo a la informalidad

Dice el Presidente Peña que ser formal conviene, ¿a quién?, preguntarán los más de veintiocho millones de personas que trabajan en la informalidad. A los que han estado acostumbrados a vivir al margen del pago de impuestos y contribuciones tributarias, a los que no pagan renta y se roban la luz, no creo que les resulte muy atractivo empadronarse en el Registro Federal de Contribuyentes.
Hay otros empresarios, gente de bien que al tratar de entrar a la formalidad les ha ido mal y han recibido puros palos. Les cuento la historia de Juan, el tamalero emblemático de Coyoacán. Durante años, todos los días llegaba temprano a la esquina de Londres y Centenario en su bicicleta con caja. Ahí traía tambos con café, atole y una vaporera con tamales de los sabores más tradicionales y también de las novedades más sorprendentes. Junto a los tamales verdes, rojos, de dulce y de mole, había de zarzamora, de pera, de jamaica, según la temporada. Los atoles de arroz y el champurrado eran parte del menú en el que también figuraban los sabores de pistache o piñón.
Así, día tras día, una mañana y luego otra se convirtieron en años de llevar a cabo una actividad comercial informal que ya formaba parte de la cotidianidad del barrio Del Carmen en Coyoacán. En la colonia había una ferretería que pasó de generación en generación hasta que murió el último dueño y a sus herederos no les interesó el negocio. La ferretería se desmanteló y el local se puso en renta.
Juan, el tamalero, vio la oportunidad de crecer, de dejar su bicicleta y establecerse en forma normal. Se imaginó, porque así me lo dijo, dando un mejor servicio a su clientela, que ya hacía cola para comprar sus tamales. Además quería tener un lugar de preparación más cómodo y digno. El dueño del local conocía a Juan y no dudó en rentarle el espacio.
El comité vecinal se organizó, lo denunciaron en la Delegación, el aparato de corrupción se puso en marcha y en menos de lo que canta el gallo ya lo estaban extorsionando hasta que su sueño se vio adornado con enormes sellos de clausura. Sí, de esos que dicen Clausurado por violar la ley, de esos que sirven para denunciar a una persona que quiso hacer las cosas bien y lo sancionaron señalándolo como a un narcotraficante y cerrándole el negocio.
En un lapso menor a un mes, Juan evolucionó de ser un comerciante informal, a ser uno establecido y a volver a las calles. Los clientes y la gente que conocimos a Juan no entendemos estos sinsentidos. Cuando lo volví a ver en su bicicleta vendiendo sus cosas, me dijo: Ya ve, así tratan a la gente que quiere hacer las cosas por la derecha.Pues, sí. A lo menor ese fue el problema. Un México que necesita gente de bien, con ganas de trabajar por la buena y un país que ofrece puras trabas y que privilegia los cotos de poder en vez de la actividad productiva trae puesto el freno de mano.
Un día Juan se fue de Coyoacán, no supe a dónde. Tal vez se fue a establecer a otro lado en el que los lobos no aullaran tan fuerte, ni los coyotes mordieran tan duro. Tal vez se fue con su bici a otro lado.
Las prácticas de corrupción en Coyoacán se han disfrazado con una bandera hipócrita de cuidado del patrimonio. Pero esas mismas prácticas se combaten fortaleciendo las instituciones, creando políticas para que la gente de bien trabaje en paz. Ya es hora de que el país avance, para ello necesita gente emprendedora y las personas de empresa necesitamos garantías y seguridades de que nos van a apoyar, no de que nos vayan a frenar.
Sí la informalidad encuentra trabas y problemas, si los tratan mal y les va peor, no habrá anzuelo que valga. Aquí hay que meterle las manos con valentía para hacer a un lado a estos agentes que frenan la actividad productiva. ¡Enhorabuena! Ya va siendo hora.

IMG_1676.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: