Entre paréntesis

Hay vacaciones que sirven para recargar las fuerzas, otras para acabar con el aburrimiento de la rutina y algunas son de tipo inspiracional. La maravilla de los días de asueto es que nos permiten hacer una pausa para situarnos en el presente.
La cotidianidad nos obliga a vivir en piloto automático, suena el despertador y empiezan las carreras. Hay prisa para bañarse, desayunar, salir de casa, y nos pasamos el día brincando de un lado a otro, de una actividad a la que sigue, sin mucha conciencia no reflexión. No nos fijamos en el olor del jabón que usamos en la ducha, ni en la intensidad del café de la mañana, ni, mucho menos nos detenemos a platicar. Damos instrucciones en forma apresurada, nos despedimos al aire y recorremos las horas del día a la pasada.
El paréntesis que ponemos a la vida con las vacaciones nos da la oportunidad de sentirnos en presente, podemos bajar la velocidad para ver un amanecer, para disfrutar una puesta del sol, para sentir la brisa que acaricia el cuerpo y gozar del hoy. Es abrir la posibilidad para platicar de corrido y dejar que las palabras tomen el rumbo del alma.
El peor error y el más común es ver gente que en vacaciones sigue atada a la rutina diaria. Personas angustiadas y preocupadas por cosas del día a día que no gozan la posibilidad del ahora. Vacacionistas atados a teléfonos inteligentes y pantallas interactivas. Hombres y mujeres preocupados en el mañana o angustiados por lo que sucedió ayer.
Lo increíble es que al concentrarnos en meter el pie a la alberca o a la sensación de caminar descalzos en la playa, se abren posibilidades inimaginadas. Situarse en el presente es colocarse en el tiempo de las ocasiones factibles. Es ahora que puedo, lo de ayer es palabra dicha y el futuro tiene sus grados se incertidumbre. Concentrarse en el momento actual y sonreír es ponerse en el punto de serenidad. Una mente descansada es una mente creativa. Una mente agotada es un callejón sin salida.
Aprovechar el espacio que nos brindan los paréntesis vacacionales, no solo es una buena idea, es crear el espacio para que la potencia creativa germine y, si no, ya de perdida, es ganar descanso y relajación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: