La promesa de una princesa

Sí, ya lo sospechábamos. Desde que percibimos que la abdicación de Juan Carlos y la coronación de Felipe VI llegaron en tiempos sumamente extraños, nos llegó el presentimiento de que algo había tras bambalinas. Observamos con recelo la decisión del viejo rey, los mimos de la nueva reina y nos decíamos por lo bajo, aquí hay gato encerrado.
Sí, ya salió el gato. Los rumores, cada vez más fuertes, van en el sentido de que la Infanta Cristina será imputada en el caso Noos. Entonces, la estrategia para dañar lo menos posible a la monarquía era echarla de la familia y que el escándalo manchara lo menos posible a la institución monárquica.
La situación es dura y habla mal de los que comparten escenario. Hasta dónde yo me quedé, los Borbón eran una familia y en teoría las familias no abandonan a sus integrantes, más bien los ayudan en épocas de vuelos bajos, los corrigen si algo anda mal y ven por ellos en tiempos difíciles. Anticipan los terremotos. Pero para los Borbón, tal parece que lo importante es el negocio familiar que ninguno de los usufructuarios han hecho nada para trabajarlo, sólo nacer.
Vamos, esto no es una defensa de las acciones de corrupción del antes yerno de oro de la Corona Española. Si hizo algo mal, que se lo demuestren y que pague por lo que hizo, como cualquier mortal. Sí ella fue cómplice que se lo prueben y que pague las consecuencias. Sin embargo, el caso Noos lleva años y lo único que sabemos son palabras, chismecitos, cavilaciones y pocos datos duros. Dicen que no hay más información por que Cristina está involucrada. ¿Será?
Pero sus padres y sus hermanos ya la condenaron antes que la justicia, la enviaron al exilio y la apartaron de la familia. Eso no habla bien de la familia real. ¿Dónde está su nobleza? Además leo las editoriales de periódicos españoles de todo tipo, de derechas, de izquierdas y en muchas ocasiones se apunta a Cristina como la culpable del deterioro de la monarquía. Dicen que ella se debió de divorciar de su marido y lanzarlo al precipicio de su suerte a navegar solo.
La institución monárquica esta dañada desde antes. El Rey Juan Carlos ya estaba perdiendo popularidad, desde antes de los escándalos de su hija. El mismo protagonizó varios.
La monarquía es un anacronismo en el siglo XXI. Pensar que alguien debe ocupar una primera magistratura por cuestiones de linaje, por lineas de sucesión y por derecho de nacimiento suena a cuento de hadas que incluso sus protagonistas ya no quieren representar. Letizia quiere brincarse el protocolo, salir con sus amigas, llorar cuando le de la gana y vivir. Eso es legítimo en el mundo de la gente común. Pensar que por ser hombre, tienes más derecho que por ser mujer, a ocupar el trono, da risa. Sí, ya sé que los de sangre azul se rigen por otros parámetros. A la gente de fuera del palacio, que contribuye a esas vidas de caramelo, ya les pesa ver esos palacios y esas vidas, cuando ellos han sido desahuciados, no tienen trabajo o están subempleados. Cristina no tiene la culpa de eso, tiene otras culpas.
Pero no es culpable por permanecer al lado de su marido y junto a sus hijos. Ella hizo una promesa, ser fiel en lo próspero y en lo adverso y la está cumpliendo. No se puede decir lo mismo de otros miembros de la Casa Real Española. Lo triste es que por ello la ven feo.
A Cristina la abandonó su familia por ser fiel a su marido y muchos españoles también. Si ella se hubiera divorciado, su marido seguiría su derrotero y ella hubiera estado en la ceremonia de coronación en primera fila. Incluso, se hubiera ganado una protección y jamás la hubieran imputado. Pero ella decidió de forma diferente.
Los hechos hablan de quienes los realizan. Unos abandonan, otros cumplen promesas. ¿Quién gusta más?

20140627-070359-25439910.jpg

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Danilo
    Jun 27, 2014 @ 09:33:47

    Los que somos de “la ralea esa”, que no de la “realeza” sabemos que para una familia reinante es más importante conservar el gorro de hojalata que la vida de sus hijos…por eso son de la “nobleza”…no practican los principios de la chusma…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: