Sabemos dónde están.

El rango militar más alto del ejercito de Nigeria, Alex Badeh, dice que conoce el lugar en el que se encuentran las niñas que fueron secuestradas por los integrantes del grupo Boko Haram. Dice que ya sabe dónde están pero que por lo pronto no piensa llevar a cabo ningún avance. ¿Por qué no van por ellas si ya saben su ubicación?
Desde que se cometió el secuestro de las casi 300 niñas, las acciones del gobierno nigeriano han generado condena internacional. Ni se les ve a cargo, ni toman el control y rechazan los ofrecimientos de ayuda por parte Occidente.
Las niñas siguen capturadas y Badeh declara, “Estamos trabajando. Traeremos de regreso a las muchachas”. El militar se negó a dar detalles de la operación de rescate que describió como un “secreto”. Las declaraciones se produjeron en un breve encuentro que Badeh sostuvo con periodistas afuera del Ministerio de Defensa en Abuja, la capital nigeriana, según un reporte de la agencia AFP.
Las declaraciones son controversiales: por un lado pienso en un ataque a fuego limpio y entiendo que tácticamente no sería correcto por la propia seguridad de las niñas, pero por otro lado, si la operación es secreta, para que sale Badeh a hacer declaraciones. ¿Por qué no se respetó la secrecía?
No entiendo y cuando no comprendo algo, me da por sospechar. No en balde las autoridades nigerianas han recibido tantas críticas por la forma en la que han manejado la situación. Las declaraciones del presidente Goodluck Jonathan suenan tan desatinadas como las de su hombre fuerte en el ejército.
Declarar que ya se sabe el paradero de estas niñas y luego informar que por lo pronto no se va a hacer nada es un despropósito, una canallada y una imprudencia. ¿No hubiera sido mejor guardar el secreto y apadrinados por el sigilo, rescatar a las chicas? El mundo entero habría celebrado que las niñas estaban de vuelta y habría admirado a la inteligencia nigeriana. Pero no fue así.
Pienso en las chicas y en las madres de las niñas. Imagino la desesperación que siente cada mamá al escuchar que ya saben en dónde están su hijas y enterarse que, por lo pronto, no se hará nada. Así, lo mejor era no saber nada.

20140527-142503-51903521.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: