Distraídos

Por andar distraídos pasa lo que pasa. En esta era en la que nos enteramos de todo en tiempo real, en la que las cosas están sucediendo y ya lo sabemos, lo lógico sería que los problemas se resolvieran con la misma velocidad que nos enteramos de ellos y que los pendientes se solventarán rápido y bien. Sin embargo, no es así.
Hay tantos temas que ocupan nuestra mente, tantos foquitos de alerta encendidos en el tablero de control que no sabemos a qué ponerle atención. El doctor Mireles es acusado de homicidio y antes era aliado del Gobierno. Se dice traicionado por el representante del Presidente, pone cara de niño bueno y en una entrevista radiofónica nos enteramos que le gusta tener novias menores de edad y hay fotos del señor posando junto a un cadáver. Él se defiende y dice que no presume la cabeza del muerto, que está ayudando a un perito del Ministerio Público y sabrá Dios dónde está la verdad. Lo cierto es que el comisionado Alfredo Castillo ahorita es amigo de los autodefensas y al rato no. Michoacán tiene muchos signos de alerta, pero no es el único estado con problemas. En Tamaulipas hay ejecuciones a diario. En Tampico la gente de bien sale a las calles y se manifiesta. Exigen que se ponga un cerco a la inseguridad. Alrededor de doce mil personas vestidas de blanco salieron este fin de semana a la calle a decir ¡Basta ya! Están hartos de que la delincuencia crezca, los asesinatos, los robos y los actos delictivos se multipliquen y la autoridad no informe nada. En vez de eso tratan de tapar los hechos, de meterlos debajo del tapete.
El Estado de México, Guerrero, Veracruz, Puebla, Oaxaca, tienen problemas, sea con el magisterio sea con los sindicatos que toman las calles e impiden el desarrollo pacífico de las actividades diarias, sea porque sus gobernantes parece que viven dormidos.
El poder legislativo acuna proyectos de leyes secundarias que nos pueden cambiar el modo de vida y no nos queda claro quién será el beneficiado, pero sospechamos que los beneficios no serán para el grueso de la población.
Y, mientras nosotros volvemos la mirada a todos los asuntos nacionales y ocupamos nuestra atención en dar seguimiento a nuestra propia vida frente a los acontecimientos de la nación ¿qué hace la Asamblea Legislativa del D.F.? Se inventa un nuevo bono, cómo no. Setenta y cuatro mil pesos adicionales por cabeza se suman a los otros cien mil que nuestros industriosos asambleístas ya reciben.
Estos gentiles personajes son una carga pesada para el erario. Ahora son cincuenta y nueve millones de pesos anuales más pesados. Bueno, si acaso se llegan aprobar a este merecidísimo bono, premio a su maravillosa actividad legislativa. ¡Faltaba más!

20140512-070636.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: