Jovito

Acapulco amanece triste, especialmente la parte más dorada del puerto. El mar en las playas de Icacos y la Condesa hoy se mueve despacito, como si no quisiera hacer ruido, como si estuviera disimulando para que no se note que está llorando. Pero el chocar de las olas contra la arena lo delata, el Poseidón acapulqueño irrumpe en llanto y las lágrimas se desbordan desde Caleta hasta Barra Vieja. Jovito ha muerto.
Hay tantos recuerdos que Jovito le dejó a Acapulco. Su negocio, un delicioso rincón en un piso superior de la Costera Miguel Alemán era más que un lugar para comer tacos y disfrutar de una gran variedad de salsas. Era la filosofía de un hombre enamorado de su oficio. Un pensador que le puso corazón a la preparación de cada una de las novedades que le ofrecía a sus comensales. Cada salsa fue una invención de Jovito. Lo imagino, como un científico en laboratorio, experimentando hasta encontrar la combinación perfecta para lograr el sabor deseado.
Si tenías prisa, Jovito’s no era el lugar adecuado, ahí se batallaba contra las apuraciones y el fast food. Era la catedral de la contrarreforma culinaria, era el espacio del slow food, es decir, del fuego lento que arranca los mejores sabores.
Ajonjolí, cacahuate, pepitas, chiles secos, aceite de oliva, mariscos, pasta, tortillas, se transformaban en sinfonías que salían de la cocina de Jovito’s. La comida caliente, en su punto, en el momento preciso que dictan los ingredientes.
Acapulco extraña, desde ya, las pláticas de Jovito. Este hombre afable y amable conocía y dominaba el difícil arte de la conversación. Sabía entreverar las palabras y darle espacio a los silencios. Era una persona que sabía escuchar. En su cofre del tesoro guardaba mil historias que siempre tuvo la generosidad de compartir.
Recuerdo que por muchos años, al llegar al puerto, corríamos a comer en Jovito’s, luego en Giovito’s. Vimos como el restaurante original cambió de lugar. Fuimos parte de la tradición iniciada por el genio de las salsas.
Por la mañana, Jovito cerró los ojos, no los abrirá más. Algunos dicen que perdió la batalla contra el cáncer. Yo digo que ganó, Jovito siempre ganaba. O, eso nos hacia creer con su eterna sonrisa, con sus risas y su mirada amiga.
Jovito se fue y al mismo tiempo se queda, cualquiera que haya hecho una tradición en Acapulco, nunca se irá del todo.
Misión cumplida, buen viaje, Jovito.

20140408-080310.jpg

Anuncios

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Cesar Zapata
    Abr 09, 2014 @ 13:19:53

    Quien lo conoció, sabía que habia encontrado un verdadero amigo, Jovial, elocuente, siempre con un comentario amable y chusco, para cada uno de sus amigos, que somos muchísimos, desde que nos mudamos a Florida hicimos tradición en nuestras visitas a nuestra tierra, el pasar obligadamente a saludar y conversar con mi AMIGO Jovito, mi Esposa siempre contenta cuando él salía a recibirnos y la saludaba como Senora Le Puie que para ella sonaba real y amistoso. Te extrañaremos físicamente, pero espiritualmente en nuestro corazón vives.
    DIOS TE TENGA EN SU GLORIA, POR TU ALMA ESTAMOS ORANDO

    Responder

  2. CARMEN GONZALEZ
    Abr 27, 2014 @ 13:41:44

    EFECTIVAMENTE SIEMPRE TENIA UNA SONRISA EN LOS LABIOS , ERA MUY AGRADABLE Y EN SU RESTAURANT UN EXCELENTE ANFITRION , GENTE COMO EL DEJA HUELLA

    Responder

  3. Alma Rosa Jimenez
    May 22, 2014 @ 10:22:44

    Jovito era el nombre de mi padre que se llamaba Jose Jovito Jiménez Robles. Mi hermano se llamaba Jaime José Jiménez Chávez, y fue bautizado con ese nombre para que tuviera las 3 jotas iniciales que tenía el nombre de mi padre. Pero su destino era ser reconocido con el nombre de “Jovito”, como sus amigos comenzaron a llamarlo en sus veinte o treinta años. La historia de la forma en que comenzó a ser identificado como Jovito varía. A nosotros, su familia, nos contó que algún día sus cuates lo vieron con un pantalón y una chamarra de piel verde oscuro, como se usaba en los ochentas, y que en Los Ángeles, ciudad en la residió varios años, había un payaso que se llamaba “Jovito”. Parece que desde entonces no dejaron de llamarlo así. En la familia siempre le dijimos Jaime y no nos dejaba de sorprender que en Acapulco y en varios círculos de amigos fuera reconocido como Jovito. Tal vez como una justa represalia por su costumbre de poner apodos a todos los que conocía. ¿Y a ti como te decía?
    Sería divertido hacer una lista de los sobrenombres que Jaime José “Jovito” puso…
    Un recuerdo con mucho cariño para mi hermano “Jovito”
    Alma Rosa Jimenez Chávez “Almendra”

    Responder

    • ceciliaduran
      May 22, 2014 @ 13:59:10

      Querida Alma, leer estas palabras tan sentidas que una hermana le dedica a un ser tan especial como Jovito me llenan de emoción. Puedo imaginarme a Jovito con su chamarra verde como si lo estuviera viendo en technicolor. Gracias por compartirnos la anécdota.

      Responder

    • Felice onofrietti
      Jun 13, 2016 @ 01:43:05

      Alma como estas soy Felice un amigo de Jovitos
      Me gustaría saber si la pareja de jaime sigue en Acapulco pensaba a ir a Acapulco
      Y verla saludarla conocí a jaime en Ixtapa y éramos buenos amigos en este momento estoy en Queretaro el me visitó varias veces.en Zihuatanejo tenía un restaurant que se llamaba il piccolo

      Responder

  4. MIKE MOLINA
    Ago 06, 2015 @ 20:06:40

    PARA MI QUERIDO PATRÓN JOVITO UNA GRAN ORACIÓN COLMADA DE MUCHA PAZ Y LUZ TUVE EL PRIVILEGIO Y LA GRAN FORTUNA DE TRABAJAR PARA TAN GENEROSA PERSONA,SE QUE TE ENCUENTRAS CON EL SEÑOR NI DUDA CABE TE RECUERDO TODA LA VIDA GRACIAS AMIGO GRACIAS PATRÓN.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: