Los Villoro

Emanuel Lubezki subió hace poco a su cuenta de Instagram una foto en la que se ve a un hombre que sostiene a un niño de las manos y le da vueltas. En la imagen se ven las piernas de chico volando por los aires y adivinamos, por que no les vemos el rostro, que ambos están sonriendo. Asumimos que se trata de un padre jugando con su hijo.
Al contemplar la fotografía siento vértigo. El papá está girando en la orilla de la azotea de un edificio de varios pisos. ¡Se van a caer! pienso. Pero no. Eso no va a suceder. Lubezki aprisiona el momento y lo fija en el tiempo. Ese es oficio del fotógrafo. Sin embargo, los observadores de la escena nos sentimos intranquilos.
Así es la relación entre padres e hijos. A veces gozosa, a veces peligrosa. Tomamos a los hijos en los brazos para darles abrigo y protección pero vamos caminando en el filo del precipicio. Lo hacemos con cuidado y en ocasiones nos distraemos, embelesados por el rostro tan amado fruto de nuestra sangre. Con más frecuencia de lo que nos gusta confesar, nos tropezamos. Cometemos errores, ya sea por la poca de experiencia, por exceso o falta precaución o por que así es la naturaleza humana. La verdad es que, la mayoría, hacemos las cosas con buena intención. ¿Quién le da a su hijo una serpiente cuando pide un pan?
El mayor anhelo de un padre es la sonrisa de su hijo. La mejor aspiración de un hijo es hacer que su padre se sienta orgulloso. Para muchos eso es muy fácil de lograr, para otros es difícil y en algunos casos resulta imposible. La complejidad del ser humano es así. Las cosas se complican más en la edad adulta. Cada quién tiene sus pareceres, sus opiniones y la distancia generacional hace que algunos puntos de vista sean opuestos. Por eso ver la coincidencia de la sonrisa del hijo y del padre resulta un acto de equilibrio como el que captó Lubezki en la imagen.
Tal vez sea cosa de artistas, o de gente de corazón superior, pero, aunque debiera ser de lo más común, es difícil encontrar estas coincidencias. Por ello fue un gozo cuando los Villoro coincidieron como el primer binomio padre-hijo en ocupar asientos en el Colegio Nacional. A penas el 28 de febrero se veía a los Villoro, Juan y Luis, sonriente el hijo, orgulloso el padre, en la ceremonia de ingreso del chico a la institución en la que ya estaba el grande.
Hoy, 5 de Marzo me entero de la muerte de Luis Villoro. Juan tiene los ojos llorosos al decir “Siempre fue una relación muy marcada por intereses comunes. Naturalmente cuando era niño estos intereses no existían pero él hizo un gran esfuerzo por llevarme al fútbol, al zoológico, al cine, que fueron tres aficiones que compartimos.” Luis Villoro fue un padre que tendió puentes.
Juan fue un hijo que quiso acercarse: “Cuando empecé a leer, y en buena medida lo hice para acercarme a él, pudimos tener un campo de interlocución extraordinario.”
Ambos recorrieron el camino del amor fraterno.
La última declaración que Luis Villoro hizo en público fue para manifestar orgullo por su primogénito “Es una cosa especial que seamos el primer padre e hijo en pertenecer a este grupo.” Lo dijo con una cordialidad absoluta, sin arrogancia, con la mirada en el hijo y el cariño que derramaba en cada una de las líneas que se dibujaban en su rostro. Evidentemente, Juan sonreía.
Luis Villoro vió su anhelo de padre cumplido en la sonrisa de su hijo. A Juan se le concedió darle y darse la satisfacción del orgullo de un padre por un hijo.
Buen viaje a Luis un abrazo a Juan.

20140306-095006.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: