México en perspectiva

Lo fácil es, y siempre ha sido, echar las campanas al vuelo o dar aullidos de dolor en términos de la economía nacional. Ambas posturas son exageradas y falsas. En México, ni hay razones para repiqueteos ni la situación económica se va tan mal si nos comparamos con el exterior. Conste, me refiero únicamente a variables económicas, no a las guerras políticas, ni a la recuperación del Estado como garante de los derechos ciudadanos. Eso urge y hace falta. Sólo apuntó a números que tienen que ver con oferta y demanda gráfica das en los ejes de las x y de las y.
Vamos por partes, la paridad cambiaría de países con monedas emergentes se han devaluado y el derrumbe toma la forma en cifras mayores a los movimientos del peso mexicano. El desplome en Argentina llegó a los números trágicos de 33%, Sudáfrica va cerquita con 23%, Turquía 19%, Brasil 13%, India 10%, Perú y Chile 9%, Colombia y Rusia 9%, según las cifras de Joel. Martínez, columnista de
Reforma, quien opina que esta caída no ha tocado fondo. Es verdad, el derrumbe de estos tipos de cambio no sorprende, sus economías presentan cifras deficitarias en su cuenta corriente, es decir, comparan más de lo que venden. ¿Remedio? Bajar el precio de su moneda.
También tienen males estructurales en sus números, China enfrenta un enfriamiento en el entusiasmo internacional, ya no resultan tan atractivos, más bien lucen sumamente complicados. Las economías emergentes padecen de burbujas crediticias, modelos de crecimiento agotado, proteccionismo, crisis de precios y claro inestabilidad. En México, esos problemas no se ven, se ven otros. El déficit pronosticado por el Fondo. Monetario Internacional es de un dígito, 1.5% y en diciembre registramos un superávit en la balanza comercial.
La economía mexicana no tiene desequilibrios estructurales. El tipo de cambio no se precipitó al nivel de otras monedas, únicamente el 0.36 %, que no es poco pero si se compara con los demás, no sale mal librado. El aumento en los índices de inflación se debieron, básicamente, al incremento de obligaciones tributarias, con lo que puede presumirse que está bajo control.
La percepción es que México va saliendo bien librado del colapso de los demás países emergentes y lo está logrando con galanura. El riesgo país cerró en 113 puntos, mejor que Chile que tiene 122 y que Brasil con 193. Desde la perspectiva del exterior, México no luce nada mal, desde la interior, es otro cantar.
Aunque la incertidumbre y la inseguridad han impuesto costos de competitividad altos a los empresarios mexicanos, aunque los riesgos de poner negocios en ciertas zonas del país son elevados y eso puede lesionar la oferta de inversión mexicana. Aunque la suma de las circunstancias poco favorables en términos de seguridad nacional abonen a mayor fragilidad y menor competitividad, México, a la vista del entorno mundial sigue siendo muy apetitoso.
Me parece que hay cosas bien hechas que no hay porque dejar de ver. Ahora, hay que fortalecer el Estado de Derecho. Eso es lo que urge en un país cuya perspectiva es favorable en el concierto mundial. Sólo es cuestión de comparar.

20140130-114730.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: